Con ordinariez y grosería, el exdirector del DAS y contratista del Estado, Ramiro Bejarano responde a revelación de LOS IRREVERENTES.

La ordinariez de Bejarano

La redacción de LOS IRREVERENTES previó que el contratista Ramiro Bejarano reaccionaría luego de que este portal revelara ante Colombia que el beligerante abogado ha sido favorecido con multimillonarios contratos por parte del gobierno Santos (Al respecto, lo invitamos a leer “Los silencios de Bejarano”).

Lo que nunca imaginaron los periodistas es que la reacción fuera una colección de vulgaridades, mentiras, manipulaciones y bajezas.

Delató sus nervios

Quedó en evidencia que al revelarse su estrecho vínculo contractual con el Estado, Bejarano Guzmán quedó embargado por los nervios.

Sus lectores hasta ahora creían que él era un columnista independiente. Pero LOS IRREVERENTES han demostrado que no es así, pues él jamás les dijo en alguna de sus columnas que cientos de millones de pesos habían llegado a las arcas de su oficina, como consecuencia de contratos asignados a dedo por entidades del gobierno Santos.

Bejarano: “Seguiré con mi pluma enhiesta”

Tan pronto supo que el artículo en cuestión era tendencia nacional en las redes sociales, el contratista Ramiro Bejarano escribió en su cuenta de Twitter que “mi independencia como columnista sigue intacta. Seguiré con mi pluma enhiesta”.

El país puede tener la certeza de que el articulista-contratista Bejarano está diciendo la verdad: su pluma claro que seguirá enhiesta, pero para suscribir contratos con entidades oficiales.

El viejo truco

Cuando los corruptos o indelicados son puestos en evidencia, recurren al viejo truco de descalificar a quien informa sobre sus actividades.

Y Bejarano, que llevaba años agazapado como contratista de Santos hizo exactamente lo mismo, apelando a la herramienta que él mejor sabe utilizar: la grosería.

Al final del día, se ha cumplido la máxima de la cultura popular: entre cielo y Tierra no queda nada oculto.

Parada en seco a Iván Cepeda

En La W, el representante a la Cámara uribista, Samuel Hoyos destrozó con buenos argumentos al senador Iván Cepeda, conocido de autos por consultar telefónicamente sus posiciones políticas con el jefe terrorista y narcotraficante, alias Iván Márquez.

Al aire, Hoyos reveló la lista de terroristas de las Farc que están quedando en libertad por cuenta de la perversa justicia especial de paz, mientras que uribistas honorables y perseguidos por el gobierno Santos continúan encarceladas.

Cepeda, que es un defensor de oficio de la JEP dado que a través de ese mecanismo se decretará la impunidad para los jefes de las Farc y, de paso, se perseguirá judicialmente a la Fuerza Pública y a los civiles que enfrentaron a los facinerosos desde la democracia, fue parado en seco por Hoyos quien recordó que la JEP “es un tribunal exógeno a la Constitución, es una arbitrariedad producto del acuerdo entre el gobierno y las Farc, a pesar de que el plebiscito fue rechazado por el pueblo colombiano…”.

@IrreverentesCol

Publicado: mayo 17 de 2017