Alirio Uribe Muñoz, expresidente del colectivo de abogados José Alvar Restrepo, le robó cerca de $750 millones a la nación.

El constructor de falsos testigos

Alirio Uribe Muñoz, directivo del denominado colectivo de abogados José Alvear Restrepo, ONG que fue hallada responsable de falsificar testigos en el caso de Mapiripán (Al respecto, lo invitamos a leer “El Tejemaneje” del 13 de abril), se inscribió como candidato a la Cámara de Representantes para las elecciones de 2014, a pesar de tener pendiente una multimillonaria deuda con la nación.

Sanción fiscal

Al descubrirse que el colectivo de abogados José Alvear Restrepo fabricó testimonios para entregárselos a supuestas víctimas de la masacre que tuvo lugar en el municipio de Mapiripán (Meta) en julio de 1997, la Contraloría General de la República condenó fiscalmente a esa nefasta ONG, obligándola a devolverle a la nación la suma de $746 millones de pesos, dinero que recibió por concepto de indemnizaciones.

Alirio Uribe

En el año 2012, cuando fue impuesta la sanción, el exterrorista del M-19 y perseguidor obsesivo de las Fuerzas Militares, Alirio Uribe Muñoz fungía como “presidente” del colectivo José Alvear Retrepo.

Cuando se conoció el ilícito, uno de los abogados de las falsas víctimas aseguró que “aquí hay una verdad desnuda, se tienen que hacer investigaciones contra el colectivo de abogados, las personas del campo fueron solo contagiadas por abogados profesionales para defraudar al Estado…”.

De terrorista a ladrón

Alirio Uribe pasó de ejercer como agente terrorista como miembro de una célula del M-19 que operaba en Bogotá, a convertirse en un ladrón que, en palabras del abogado de los implicados en el desfalco por la masacre de Mapiripán, “estaba especializado en defraudar al Estado”.

Una vez fue notificado de la decisión de la Contraloría, Alirio Uribe le escribió al organismo de control solicitando instrucciones para proceder a hacer el pago de $746.554.605 pesos.

No ha pagado

La carta a la Contraloría de Alirio Uribe Moreno fue enviada el 31 de mayo de 2012. Una semana después, se le respondió indicando el número de cuenta de la dirección del tesoro nacional en la que debía hacer la consignación.

Han pasado cerca de 5 años desde esa comunicación y el pago no se ha producido.

Inhabilitado

De acuerdo con el código disciplinario único, “haber sido declarado responsable fiscalmente” es una inhabilidad para ejercer cargos públicos.

Así las cosas, resulta en extremo sospechoso que el señor Alirio Uribe Muñoz, que le adeuda a la nación cerca de $750 millones de pesos por un dinero que él se robó en su condición de directivo de colectivo de abogados, haya podido inscribirse para las elecciones de Congreso que tuvieron lugar en marzo de 2014.

Las autoridades electorales, pero también la fiscalía general de la nación deben entrar a investigar si la inscripción y posterior posesión de Uribe como congresista estuvo ajustada a la ley, o si por el contrario hubo de por medio alguna falsedad o fraude procesal.

@IrreverentesCol

Publicado: mayo 10 de 2017