Cabecilla de las Farc, Carlos Antonio Lozada, huyó cobardemente de un debate en la feria del libro con Rafael Guarín.

Feria del libro desdibujada

Cada vez, la otrora gloriosa feria del libro de Bogotá pierde más peso e importancia por cuenta de decisiones incomprensibles. El año pasado, los organizadores del evento tomaron la cuestionable decisión de llenar los pabellones con los denominados youtubers.

Los espacios que otrora eran ocupados por autores e intelectuales, fueron llenados por vulgares exponentes de la más degradante manifestación de expresión oral.

Este año, la sorpresa fue mayúscula cuando el país supo que los invitados “de honor” al evento cultural serían los jefes terroristas de las Farc.

Resulta inaceptable que genocidas y narcotraficantes que no han entregado sus armas y que no han respondido judicialmente por los delitos cometidos, se conviertan en el centro de atención del evento más importante de las letras que tiene lugar en la capital colombiana.

Carlos Antonio Lozada

Entre los capos de las Farc, alias Carlos Antonio Lozada es, sin lugar a dudas, uno de los más sanguinarios y peligrosos. Como cabecilla de la cuadrilla denominada red urbana Antonio Nariño, ese bandido azotó a Bogotá con secuestros, extorsiones y asesinatos selectivos.

Así mismo, agencias antinarcóticos estadounidenses tienen evidencias de que Lozada es responsable del envío de cientos de toneladas de cocaína hacia ese país.

Por tal razón, el departamento de Estado ha decretado una recompensa de $2.5 millones de dólares a quien ayude a capturarlo y llevarlo ante la justicia norteamericana.

Recompensa fijada por los Estados Unidos contra Carlos Antonio Lozada

Debate en la feria del libro

La universidad Externado de Colombia, cuyo rector Juan Carlos Henao es uno de los cerebros de la operación que conducirá a la impunidad absoluta de la banda terrorista de las Farc, organizó un debate en la Feria del Libro para hablar de la “postverdad y la paz”.

Originalmente, el debate iba a ser entre el exvicepresidente Francisco Santos y el cabecilla del terrorismo, alias Carlos Antonio Lozada.

Desde hace cerca de dos semanas, Francisco Santos se excusó de participar en el evento por cuestiones médicas, razón por la que en reemplazo suyo fue convocado el experto en seguridad, el exviceministro de Defensa Rafael Guarín, uno de los colombianos que más ha estudiado la farsa del acuerdo Santos-Timochenko.

Las denuncias de Guarín

A través de distintos medios, pero particularmente de LOS IRREVERENTES, Guarín ha denunciado que la guerrilla no ha sido clara en materia de devolución de armas, ni de desmovilización de sus integrantes.

Y aquel debe ser el motivo por el que los cabecillas de esa organización delincuencial evitan enfrentar los argumentos de Guarín.

La evasión de Lozada

Alias Lozada, que de tiempo atrás sabía que su debate iba a ser con el exviceministro Guarín, huyó cobardemente del recinto, evitando así el careo al que iba a ser sometido.

Con ello, se confirma que los cabecillas de las Farc son valientes reclutando menores, poniendo bombas, asesinando mujeres, violando ancianas y exportando cocaína y bastante cobardes atendiendo las confrontaciones con quienes tienen argumentos sólidos para demostrar su villanía.

@IrreverentesCol

Publicado: mayo 2 de 2017