Portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, se abstiene de responder si el gobierno Trump respalda proceso con las Farc.

Un evidente cambio de actitud

Durante el gobierno de Barack Obama, la Casa Blanca tenía como una de sus prioridades el respaldo decidido al proceso entre Santos y la banda narcotraficante Farc.

Obama nombró a su amigo personal, Bernie Aronson como delegado de los Estados Unidos en la mesa de negociación.

Aronson, como en su momento revelaron LOS IRREVERENTES, más allá de colaborar para que Colombia recupere la paz, estaba haciendo un negocio fabuloso, pues la información que obtuvo de la mesa de La Habana, le ayudó muchísimo para trazar su estrategia comercial y de negocios con Colombia. (Sobre esta historia, lo invitamos a leer “Los negocios de Bernie”).

Desde enero de este año, con la ascensión de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos, se ha registrado un evidente y radical cambio de actitud del gobierno de ese país respecto del proceso con las Farc.

El encuentro Uribe-Pastrana-Trump

El desespero con que el oficialismo santista recibió la noticia de que en plena semana santa el presidente Uribe, acompañado por Andrés Pastrana, había tenido, en el marco de un evento social una charla con el presidente Trump, fue más que evidente.

Los escuderos de Santos, empezando por Horacio Serpa, el aliado de las Farc Iván Cepeda, o el cuestionado Armando Benedetti, se dieron a la tarea de fustigar al doctor Uribe. Su molestia, era palpable (Puede leer “Furiosos”).

El hijo del presidente, el precoz y lenguaraz Martín Santos, fue más allá, difundiendo una noticia falsa de CNN en español que sostenía que el encuentro no se había dado y que el presidente Uribe ni siquiera estuvo en club Mar A’Lago, donde éste tuvo lugar.

La escueta respuesta de Sean Spicer

Uno de los funcionarios más importantes del gobierno Trump es Sean Spicer, secretario de prensa de la Casa Blanca y portavoz de presidente de los Estados Unidos.

En su comparecencia ante los periodistas acreditados en la Casa Blanca el pasado 19 de abril, a Spicer se le inquirió sobre la reunión Uribe, Pastrana y Trump.

La periodista interesada en el asunto, primero le preguntó a Spicer sobre la reunión. “¿Por qué no se le informó a la prensa?”.

El secretario se limitó a responderle que “voy a mirar las circunstancias. No tengo ninguna información para darle en este momento. Voy a averiguar y le dejaré saber”.

Sobre el proceso de paz

Pero la segunda pregunta de la periodista resulta aún más interesante: “¿Ustedes [el gobierno de Donald Trump] están de acuerdo con el proceso de paz en Colombia?”. En tiempos de Obama, la respuesta afloraba de forma automática.

Pero en este caso, Spicer fue extremadamente austero, al decir que hasta no conocer cuáles fueron las circunstancias en las que se dieron el encuentro entre los expresidentes colombianos y el presidente Trump, “sería difícil responder su pregunta”.

@IrreverentesCol

Publicado: abril 21 de 2017