Un fuerte discurso contra la impunidad, pronunció el exsecuestrado Marc Gonsalves en Miami en la jornada del 1 de abril.

El discurso de Marc Gonsalves

El 1 de abril, un grupo de más o menos 400 colombianos que viven en Miami, fueron a protestar contra el gobierno de Juan Manuel Santos. El punto de reunión fue la emblemática “Llama de la libertad”, ubicada en el centro de la ciudad, frente a la bahía.

El orador central del evento fue el exsecuestrado de las Farc, Marc Gonsalves, quien pronunció un sentido discurso, que hizo estremecer a los asistentes.

“Que viva Colombia, que viva la libertad y que viva la justicia”

En medio de aplausos, Gonsalves tomó el micrófono. “Todos queremos la paz, pero una paz con justicia. A mí, las Farc me secuestraron y me torturaron por más de 5 años… Ahora estoy libre gracias al ejército de Colombia y gracias al presidente Uribe”.

Apenas pronunció esa frase, el público rompió en aplausos.

“Quiero la justicia. Cuando estuve secuestrado vi a niños guerrilleros. Cuando las Farc dicen que no tienen menores, o que solamente tienen a 15 menores, es mentira… Las palabras de ellos [las Farc] no tienen valor. Yo no lo llamo proceso de paz, porque esto no va a traer la paz; este es un proceso de impunidad…”, expresó eufóricamente el señor Gonsalves.

Mensaje a Trump

Dijo el exsecuestrado Marc Gonsalves, que él no tiene ningún mensaje para el presidente Santos. “Mi mensaje es para mí presidente, el presidente Trump. Yo quiero que él no apoye ningún acuerdo que da impunidad a terroristas que han hecho daño a ciudadanos de los Estados Unidos”.

La preclusión de Silvia Gette y María Paulina Ceballos

Hace unos días, LOS IRREVERENTES revelaron la forma corrupta como la cuestionada Silvia Gette y su hijastra, María Paulina Ceballos, lograron que la fiscalía les precluyera la investigación por el asesinato del ganadero Fernando Cepeda (Lo invitamos a leer “Crónica de una preclusión amañada”).

¿Quién dijo miedo? Los abogados de ambas implicadas desahogaron su indignación contra los periodistas de este portal y no ahorraron calificativos. La redacción, segura de la información que fue publicada, no se prestó para darle juego a los juristas que se sintieron vulnerados al ser puestos en evidencia por este medio de comunicación.

Se les aguó la fiesta

Todo estaba perfectamente amañado y era cuestión de tiempo para que la cuestionada preclusión quedara en firme.

En la mañana del pasado 30 de marzo, la fiscalía que llevaba el caso emitió una constancia de términos en la que decía que “terminada la jornada laboral del día miércoles 29 de marzo de 2017, vencieron los 3 días de ejecutoria de que trata el artículo 187 de la ley 600 del 2002, respecto de la resolución…mediante la cual se calificó mérito sumarial contra las señoras Silvia Gette Ponce y María Paulina Ceballos Pardo”.

Lo más interesante de esa comunicación, se lee al final de la misma: “Contra esta decisión, no se interpuso recurso alguno por parte de los sujetos procesales”.

Grande fue la parranda que hubo en Barranquilla, cuando se conoció que la preculusión había hecho tránsito a cosa juzgada. Doña Silvia Gette celebró con el mozalbete que hace las veces de compañero sentimental suyo.

Sonó la fanfarria, corrieron los ríos de licor hasta que, alertada por la publicación de LOS IRREVERENTES, la Procuraduría General de la Nación exigió reversar la decisión tomada, alegando que existen “dudas probatorias”.

No habrá impunidad

Un funcionario del ministerio público le confirmó a un periodista de este portal que “no vamos a permitir que haya impunidad y que las procesadas se burlen de esa forma de la administración de justicia. En esa investigación se presentaron muchas inconsistencias y vamos a buscar la forma de aclarar la situación”.

@IrreverentesCol

Publicado: abril 3 de 2017