La jornada cívica del 1 de abril será la ratificación de lo que el pueblo ya decidió en el plebiscito.

El antecedente del plebiscito

Cuando empezó la campaña por el plebiscito, Santos le ordenó a los medios de comunicación que están en la nómina del gobierno –a través de la multimillonaria pauta oficial- que vendieran la idea de que el SÍ sería arrollador y que máximo el 20% de los ciudadanos votaría por el NO.

Santos, que puso a rodar miles de millones de pesos para ganar el plebiscito, aseguraba que la coalición del NO obtendría, en el mejor de los casos, 2 millones de votos

Encuestas amañadas

Todos los encuestadores, debidamente aceitados, pronosticaron una victoria incuestionable del SÍ. Mientras periodistas y expertos en encuestas se dedicaron a mentirle al país, los líderes del NO invirtieron su tiempo hablando con la gente y explicando el alcance nefando de los acuerdos suscritos por Santos y los cabecillas de la banda terrorista de las Farc.

Golpe de democracia

Aquel domingo 2 de octubre, Santos y sus principales aliados concurrieron a las urnas exhibiendo un soberbio gesto de vencedores. Minutos después de concluida la jornada de votaciones, sus rostros empezaron a cambiar por cuenta de los primeros boletines que marcaban una tendencia irreversible: el NO desde el primer instante estuvo punteando los resultados.

Al final, sucedió lo que todo el mundo conoce: la oposición destrozó a un gobierno corrupto que hizo campaña abusando de los recursos públicos y apoyado por unas Farc que adelantaron proselitismo armado en las regiones donde tienen influencia terrorista.

1 de abril: día de la ratificación

El pueblo fue robado, estafado y violentado por Juan Manuel Santos quien abusivamente desconoció el sentir de las mayorías populares.

Sin ninguna vergüenza, el presidente de Colombia pisoteó la democracia y creyó que ese acto criminal quedaría impune.

La jornada cívica del 1 de abril tendrá un propósito múltiple. Abundan los motivos por los que hay que salir a marchar (Sobre las razones principales, puede leer “¡Santos, renuncie ya!”). Pero uno de los principales es el de ratificar en las calles lo que se dijo en las urnas el 2 de octubre.

Que a Santos le quede claro que las mayorías ciudadanas no comparten el contenido del acuerdo de rendición que él le firmó al narcoterrorista alias Timochenko.

Solicitud de renuncia

Santos, que llegó al poder de forma ilegítima, empeñándole la dignidad de la República Odebrecht, la empresa con la que su lugarteniente Roberto Prieto puso en marcha la más reprochable operación corruptora de la historia de Colombia, no puede seguir al frente de los destinos de la nación.

Horas antes de que empiece la marcha nacional del 1 de abril, los congresistas del Centro Democrático  remitieron una carta en la que le piden a Santos que renuncie al cargo.

“En su gobierno han ocurrido los escándalos de corrupción más grandes y graves de la historia. Saludcoop, Caprecom, Reficar, Fondepaz, Bioénergy, la venta de Isagen, Navelena, los sobornos de Odebrecht, entre otros muchos que serán objeto de profundos y serios debates que ya comenzaron en el país…”, le escribieron los congresistas opositores al presidente.

Serpa, el escudero de Santos

Horacio Serpa, señalado de haber orquestado el asesinato de Álvaro Gómez Hurtado tiene experiencia en la defensa de gobiernos criminales.

Lo fue, como ministro de Samper, cuando a las malas logró que su jefe se quedara en el cargo. No le importó sacar del camino a quien fuera necesario para cumplir su propósito.

Álvaro Gómez Hurtado no fue el único asesinado en ese periodo. También murieron testigos clave de la narcofinanciación de aquel gobierno, como el chofer de Serpa –abaleado unas horas antes de que la fiscalía recibiera su testimonio- y la tristemente célebre monita retrechera.

Santos, contra las cuerdas y sin oxígeno político, recurre a medidas extremas. Por eso, ha puesto a Serpa a defender su gobierno.

Algunos no ocultan su temor frente a la eventualidad de que Serpa recurra a sus viejas tácticas.

@IrreverentesCol

Publicado: marzo 31 de 2017