La cónsul general que abandona sus funciones para servir de consorte de la primera dama en sus paseos por Miami.

La cónsul de Colombia en Miami

Desde abril de 2011 la señora Martha Lucía Jaramillo Martínez, se desempeña como cónsul general de Colombia en la ciudad de Miami.

Desde su llegada al cargo, se ha encargado de defender en la medida de sus posibilidades al errático gobierno de Juan Manuel Santos, olvidando que la función primordial del servicio consular consiste en atender las necesidades de la comunidad.

Consorte de la primera dama

La primera dama de la nación, inconsciente de los problemas sociales que hay en Colombia, pasa buena parte de su tiempo de compras en Miami.

Lo que llama poderosamente la atención es que la cónsul de Colombia sirva de consorte de doña María Clemencia de Santos, cuando ella sale a los centros comerciales y a los restaurantes más exclusivos de Miami.

La explicación de la cónsul

LOS IRREVERENTES le preguntaron a la señora cónsul porqué, en horario de oficina, ella se desentiende de las funciones para las que fue nombrada y en cambio se esmera en acompañar a la primera dama a atender sus asuntos personales.

A la señora Jaramillo, claramente no le gustó la pregunta y se limitó a decir que ella “es libre de ir a almorzar con quien quiera”.

Aquello es cierto. Todo los empleados tienen derecho a su hora de almuerzo. A lo que no tienen derecho es a abandonar sus puestos de trabajo para ir a cargarle las bolsas de las compras a la esposa de la persona que los nombró, como en efecto hace la cónsul Martha Lucía Jaramillo.

Es algo habitual

Fuentes del consulado de Colombia en Miami le confirmaron a este portal que es habitual que la señora Jaramillo salga de su oficina en horas hábiles para “atender” a la primera dama.

Resulta preocupante que la funcionaria tenga más interés en “lagartearle” a doña Tutina que en atender el consulado que tiene a su cargo. Valga recordar que Miami es una de las ciudades en las que hay mayor número de colombianos y son muchas las necesidades de la comunidad, como para que la cónsul esté pendiente de ir de compras y seleccionar buenos restaurantes para alegrarle la vida a la señora esposa de Juan Manuel Santos.

La Casa de Nariño en Miami

Para nadie es un secreto que la familia Santos estableció en Miami una “sucursal” de la Casa de Nariño.

En efecto, en diciembre de 2007, cuando Santos era ministro de Defensa, pagó $2.025.000 dólares por un lujoso apartamento ubicado en la exclusiva villa de Key Biscayne.

De acuerdo con los registros públicos, el apartamento le fue comprado a la señora Susan Marie Denardis y una vez finiquitada la negociación, éste fue escriturado a nombre de la empresa Bance LLC.

En la base de datos de empresas establecidas en el estado de la Florida –que es acceso general-, la empresa Bance LLC tiene como representante legal a la señora María Clemencia Rodríguez.

Desde que Santos llegó a la presidencia, dicha propiedad se ha convertido en la sede alterna de la primera dama de la nación, quien tiene en la cónsul general Jaramillo –que es pagada con recursos públicos- una muy atenta y dispuesta servidora, que la acompaña permanentemente a atender sus antojos y caprichos.

@IrreverentesCol

Publicado: marzo 23 de 2017