Samper promueve el nombre del exdirector del DAS, Ramiro Bejarano, para que Santos lo incluya en terna para corte Constitucional.

La soledad de Santos

Destapada la cloaca de corrupción liderada por Santos y puesta en marcha por sus compinches, Roberto Prieto, Consuelo Caldas, Orlando Sardi y Juan Claudio Morales, la soledad política de Santos es ostensible.

Su gabinete ministerial, integrado mayoritariamente por personas con poquísima experiencia política no tiene la capacidad de darle manejo a la crisis.

Y los ministros con experiencia política, saben que, hoy por hoy, el santismo es un verdadero quemadero. El gobierno no tienen salvación y los meses que quedan de éste, serán de aguda crisis.

Lo escrito, escrito está

La gobernabilidad de Santos, que ya estaba bastante menguada, quedó perfectamente liquidada luego de que se descubriera el entramado criminal erigido por Roberto Prieto para ganar su elección y su reelección.

Y a Santos, tan “moralista” en el pasado, le caben completas las palabras que él le dirigió a Samper en medio del proceso 8000: “El problema de fondo, el que realmente afecta su capacidad para gobernar, es que perdió la credibilidad. Cualquier cosa importante que proponga el gobierno, así lo haga con las mejores intenciones, será interpretada como una nueva cortina de humo u otro burdo intento de comprar apoyo político”.

Samper promoviendo a Bejarano

El expresidente Samper, reencauchado políticamente por Santos, se ha convertido, hoy por hoy, en una de las personas más poderosas de Colombia.

El gobierno le ha nombrado a personas recomendadas por él en cargos fundamentales. Empezando por su hijo Miguel, quien fue viceministro de justicia y ahora funge como director de la Agencia Nacional de Tierras.

Ha trascendido que el expresidente liberal, que aún carga a cuestas el pesado elefante de la narcofinanciación de su campaña política, está promoviendo el nombre de su tristemente célebre exdirector del DAS, Ramiro Bejarano Guzmán, para que Santos lo incluya en la terna que será presentada ante el Senado de la República, para elegir al reemplazo de la saliente magistrada de la corte Constitucional, María Victoria Calle.

Bejarano y el 8000

Pocas horas después de haber sido capturado, el extesorero de la campaña de Ernesto Samper, Santiago Medina, rindió indagatoria ante la Fiscalía General de la Nación.

En dicha diligencia, Medina confesó todo lo relacionado con el pacto que celebró Samper con los hermanos Rodríguez Orejuela consistente en financiar la campaña que lo condujo en 1994 a la presidencia de la República.

En dicha diligencia, el investigador le preguntó a Medina: “¿Informe si fue usted amenazado para que ocultara a las autoridades la información que ha revelado en esta diligencia con la asistencia de un defensor oficioso solicitado por usted y la presencia de un agente del Ministerio Público?”

A ello, Medina respondió sin evasivas: “Recibí insinuaciones de varias personas, del ministro de Gobierno, doctor Horacio Serpa, de mi abogado el doctor Ernesto Amézquita y del director del DAS, Ramiro Bejarano. Ellos me insistieron cuando manifesté mi deseo de comentarle a la Fiscalía la verdad sobre todo esto, que primero yo no sacaba nada enlodando al resto de personas, que era más fácil someterme a un encarcelamiento por todo esto y buscar los medios jurídicos para poder lograr mi libertad, además de que indirectamente se me insinuó que mi comodidad y el sitio de reclusión dependían de la forma como yo me manejara en la Fiscalía, estoy seguro de que el gobierno nacional necesita un chivo expiatorio que pueda representar (sic) ante la opinión nacional…”.

Sin comentarios…

@IrreverentesCol

Publicado: marzo 17 de 2017