A pesar de la salida de Zuluaga, el Centro Democrático sigue fortalecido. Se concentrará en ganar las elecciones de 2018.

Se oxigena la campaña uribista

Con el anuncio de Óscar Iván Zuluaga de suspender su precandidatura presidencial por el Centro Democrático, el partido del presidente Uribe recibe, sin lugar a dudas, un respiro en medio de la presión ejercida por el escándalo de Odebrecht.

Desde diciembre del año pasado, la colectividad uribista estaba en el ojo del huracán por cuenta de las denuncias en el sentido de que la campaña presidencial de Zuluaga en 2014 se habría beneficiado con dineros de la multinacional brasilera.

En efecto, la Fiscalía General de la Nación pudo confirmar que Odebrecht le pagó al publicista de Zuluaga, Eduardo Duda Mendonça, la suma de $1.6 millones de dólares, aporte que no aparece reportado en los gastos que la campaña presentó ante el Consejo Nacional Electoral.

María del Rosario Guerra entra a la baraja

Un par de horas antes de que Zuluaga le informara formalmente al presidente Uribe su intención de suspender su precandidatura, la exministra y senadora María del Rosario Guerra De La Espriella sostuvo un encuentro con Uribe para efectos de protocolizar su intención de someter su nombre como precandidata a la presidencia.

Así las cosas, el Centro Democrático escogerá a su candidato para las elecciones de 2018 entre Carlos Holmes Trujillo, Iván Duque Márquez y María del Rosario Guerra.

A ellos, se sumará el exprocurador Alejandro Ordóñez Maldonado quien no correría por el Centro Democrático, sino como candidato independiente, pero afín a la coalición que se integró con ocasión de la campaña por el NO. No se descarta que se lleve a cabo una consulta interpartidista para llegar con candidato de coalición a la primera vuelta.

Precandidatos se pronuncian

En diálogo con LOS IRREVERENTES, el precandidato Carlos Holmes Trujillo dijo que “la decisión que anunció Óscar Iván Zuluaga de aplazar su precandidatura presidencial da cuenta de sus altas condiciones personales y políticas. Yo lo lamento porque su participación activa en este proceso político, es fundamental para el país y para el Centro Democrático. No obstante, entiendo las razones que lo llevaron a tomar esa determinación. Todo mi afecto por Óscar Iván Zuluaga”.

El senador y precandidato Iván Duque también se pronunció frente a la noticia: “Solidaridad y respeto frente a la decisión del doctor Zuluaga. Deseo que salga delante de estas dificultades”.

Centro Democrático fortalecido

El partido Centro Democrático, como principal fuerza opositora de Colombia, resulta fortalecido después de este lamentable episodio. Zuluaga, como anunció en su comunicado de prensa, se concentrará en aclarar la situación ante las autoridades correspondientes. Mientras ello sucede, la colectividad uribista dedicará sus esfuerzos en la consolidación de su programa político con un objetivo central: ganar las elecciones de 2018.

En criterio de un dirigente de esa colectividad que analizó off the record  la situación, “la salida de Óscar Iván nos brinda una mayor capacidad de acción política en nuestras sustentadas denuncias de corrupción del gobierno Santos, involucrado hasta los huesos con la empresa Odebrecht. De ahora en adelante, no ahorraremos esfuerzos para lograr que se aclare exactamente cuál fue el papel de Odebrecht en la campaña de Santos, pues hasta ahora conocemos del ingreso de $2 millones de dólares de esa empresa a la campaña reeleccionista de 2014. Queremos conocer, por ejemplo, las cuentas de la fundación Buen Gobierno, porque tenemos información muy delicada que nos interesa comprobar”.

@IrreverentesCol

Publicado: marzo 9 de 2017