En la campaña reeleccionista, Buen Gobierno fue un directorio político al mando de Juan Mesa. ¿De donde salió el dinero?

Fundación Buen Gobierno

En 1994, luego de terminar sus funciones como ministro de comercio del gobierno Gaviria, Juan Manuel Santos creó la fundación Buen Gobierno. La estructuró como un tanque de pensamiento del estilo de los que existen en la ciudad de Washington, con una línea de pensamiento liberal adscrita a la doctrina de la tercera vía que propuso el sociólogo británico Anthony Giddens y que sirvió como plataforma ideológica de la carrera política del exprimer ministro Tonny Blair.

Santos estuvo al frente de su fundación hasta el año 2000, cuando fue nombrado por Andrés Pastrana en el ministerio de Hacienda.

Para evitar que Buen Gobierno quedara acéfala, Santos le entregó las riendas a su hombre de confianza, Roberto Prieto quien hoy es señalado de haber recibido, a través de un intermediario suyo, un millón de dólares por parte de la empresa brasilera Odebrecht.

Directorio político

Buen Gobierno funciona en una casa en el norte de Bogotá que era de la firma de abogados Brigard & Urrutia.  En un principio la sede fue prestada, pero con el paso del tiempo la fundación pudo adquirirla.

Cuando Santos asumió la presidencia de la República anunció que, para evitar suspicacias, su fundación quedaría inactiva.

Pero a mediados de 2013, de cara a las elecciones en las que buscaría un nuevo periodo, cambió de opinión y dio la orden de reabrir sus puertas.

Pesos pesados

Santos dispuso que el secretario general de la presidencia, Juan Mesa renunciara a su cargo para asumir la dirección administrativa de Buen Gobierno.

Mesa, que a lo largo de su vida ha obedecido con fidelidad a Ernesto Samper y a Juan Manuel Santos, desempolvó la fundación y la puso en marcha. Integró un equipo de trabajo encabezado por Germán Vargas Lleras –hoy vicepresidente de la República-, María Emma Mejía –actual embajadora en la ONU-, el general Naranjo –próximo vicepresidente- y el amigo personal de Santos, Gabriel Silva Luján.

El objetivo de Mesa

Tan pronto fue designado en la dirección de Buen Gobierno, Juan Mesa declaró que se encargaría de armar grupos programáticos integrados por los mejores expertos en distintas áreas. El objetivo era la realización de documentos y propuestas que a la postre sirvieran para trazar políticas durante el segundo mandato de Santos.

Elaboraron estudios y documentos en temas como la industria, minería, petróleo, salud, educación, cultura, comunicaciones e infraestructura.

Sedes en 11 ciudades de Colombia

Igualmente, Juan Mesa anunció en agosto de 2013 que Buen Gobierno abriría sedes en 11 ciudades para realizar estudios de las necesidades de las diferentes regiones del país.

Se trató de una operación gigantesca que, por supuesto debió implicar erogaciones multimillonarias.

Por eso, el actual director de la fundación, Martín Santos, está en la obligación de exhibir los libros contables de Buen Gobierno para que el país conozca el origen de los fondos con los que se financiaron todas las actividades de proselitismo que se realizaron a través de esa organización.

Se sabe que Odebrecht le inyectó cuantiosas sumas de dinero al santismo, tal y como confesó Otto Bula. Y la duda que persiste es si esos recursos fueron canalizados a través de la fundación del presidente Juan Manuel Santos.

@IrreverentesCol

Publicado: febrero 10 de 2017