La carta que Alejandro Ordóñez le remitió al partido conservador es el preámbulo del anuncio de su candidatura presidencial.

Ordóñez en el partidor

Desde que comenzó el año, el exprocurador Alejandro Ordóñez ha hecho movimientos políticos sigilosos pero eficaces. Poco a poco ha ido visitando regiones del país en las que, de acuerdo con un cercano colaborador suyo, pudo palpar la acogida popular.

Desde que salió de la procuraduría a finales del año pasado, sectores afines a las ideas conservadoras han venido pidiéndole que lance su nombre como precandidato a la presidencia de la República.

Si bien es cierto que el partido conservador está convertido en un lamentable apéndice de la unidad nacional y que las directivas de esa colectividad escogieron el camino fácil de cambiar las ideas por unas cuantas cucharaditas de la tristemente célebre mermelada, no menos lo es que la gran mayoría de los militantes conservadores van por el camino opuesto de los líderes de su partido.

El intérprete

Con ocasión de la votación del plebiscito del 2 de octubre del año pasado, quedó demostrado que millones de ciudadanos conservadores no le “caminan” a la entrega que Santos hizo de la democracia colombiana a las Farc. Hay que decirlo sin espacio para las dudas: una muy buena parte de los 6.5 millones de votos que obtuvo el NO fueron depositados por personas afines a la ideología conservadora.

Y el líder de aquellas personas fue Alejandro Ordóñez quien si bien es cierto no tiene una maquinaria política propia porque, aparte de haber sido concejal de Bucaramanga en los años 80 del siglo pasado, no tiene una carrera política tradicional, se ha convertido en un intérprete del sentir de un importante grupo de ciudadanos.

Una candidatura suya tendrá que concentrarse en la conquista de los votos de opinión de diversos sectores de centro-derecha, no necesariamente afines al conservatismo.

Tirando la línea

Ordóñez parece estar calentando motores y aquello se evidencia en la extensa carta que le envió al presidente del directorio nacional conservador, Hernán Andrade en la que le hace fuertes cuestionamientos al partido azul: “¿Cómo es posible que el partido conservador haga parte de un gobierno que atenta contra la familia y la inocencia de nuestros niños? ¿Que apoye el desprecio por los valores sobre los que se construyó nuestra nacionalidad? El conservatismo debería ser el gran orientador para recuperar la ética y los valores de la vida pública de la nación”.

Sobre el proceso de paz, el exprocurador se quejó por la impunidad garantizada a las Farc, en detrimento de la justicia: “privilegios a los victimarios sobre la base de discriminar a las víctimas, legitimación del crimen atroz como medio de acción política en la democracia y una megaempresa de lavado de activos disfrazada de proceso de paz. ¡Los verdaderos conservadores no podemos aceptar tantos desmanes!”.

A la oposición

El doctor Ordóñez, firme opositor de Santos conminó a los conservadores para que “tomen la decisión de declarar la oposición al gobierno. El partido no puede seguir siendo un apéndice del partido liberal que representa Santos. Insistir en mantenerse en la coalición gubernamental obliga a las bases conservadoras, de las que hago parte, a buscar otros canales para participar en las elecciones de 2018”.

¿Cuáles serían esos “otros canales?

LOS IRREVERENTES han podido establecer que el doctor Ordóñez no descarta ninguna alternativa de las muchas que tiene ante si. Es posible que resuelva integrar una coalición de sectores que acompañaron al NO en el plebiscito del 2 de octubre del año pasado. Así mismo, podría empezar a recolectar firmas o sellar un acuerdo programático con el presidente Uribe para efectos de inscribir su nombre en la barja de precandidatos del Centro Democrático a la presidencia de la República.

Lo cierto es que en muy pocos días Alejandro Ordóñez anunciará formalmente su aspiración presidencial y en ese momento se conocerá bajo cuál figura lo hará.

@IrreverentesCol

Publicado: febrero 7 de 2017