El de Santos es el gobierno más corrupto de la historia. Es hora de que se develen todos los casos.

El gobierno más corrupto

Durante la posesión de Fernando Carrillo como procurador general de la nación, el presidente Santos se valió de la oportunidad para despacharse contra el gobierno de Uribe, enviando toda suerte de mensajes canallas contra el expresidente, su hermano Santiago, sus hijos y hasta su esposa, doña Lina Moreno.

Santos acostumbra enfilar sus ataques contra el uribismo cuando está acorralado.

Por más que quiera sacudirse, el suyo es, de lejos, el gobierno más corrupto de la historia de Colombia. Desde que tomó posesión el 7 de agosto de 2010, a través del hoy presidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverri puso en marcha una operación para corromper al congreso de la República a través de la llamada “mermelada”.

Sobornos a granel

Los congresistas más importantes de la coalición denominada “unidad nacional” fueron estratégicamente sobornados a través de la entrega de entidades desde las cuales se ha producido un espeluznante saqueo de las arcas públicas.

Así, el senador Armando Benedetti, “dueño” de la Fiduprevisora, ha estructurado una banda criminal con la que se han robado centenas de miles de millones de pesos. Uno de los actos de corrupción está en la mira de la justicia: el robo a la educación en el departamento de Córdoba, hecho que fue revelado por LOS IRREVERENTES. (Para profundizar sobre ese caso de corrupción puede leer “Involucran a Armando Benedetti en desfalco a la educación”).

Roy Barreras y Caprecom

Otro de los “pivotes” del gobierno santista es el cuestionado senador vallecaucano Roy Leonardo Barreras a quien le fue entregada la Caja de Previsión Social de las Comunicaciones, Caprecom. Durante el gobierno Santos, Barreras se ha convertido en el amo y señor de la salud en Colombia.

En 2012 una banda delincuencial caleña denominada “R-15” protagonizó un cinematográfico atraco a un apartamento del edificio La Flora en la capital vallecaucana. Los bandidos se llevaron 1200 millones de pesos que había en esa residencia que más bien parecía ser una caleta.

No es normal que alguien posea esa monumental cifra de dinero en efectivo.

El apartamento, que estaba siendo vigilado por una modista y un conductor de familia, era del senador Roy Barreras.

Gracias al poder del congresista, la justicia no ha avanzado en esa investigación ni se han dado las respuestas frente a los hechos. ¿Por qué un senador tiene en uno de sus apartamentos 1200 millones de pesos? ¿Un congresista gana 28 millones de pesos al mes. Por qué el doctor Barreras guardaba el equivalente a 43 meses de salario en un apartamento? El país no soportaría que al final del día resulte imponiéndose la tesis de que Barreras mantienesu dinero en efectivo porque no confía en el sistema bancario colombiano.

Respuestas concretas

En el caso Odebrecht son muchas las preguntas que no han sido contestadas. ¿Por qué la exministra santista Cecilia Álvarez entregó a dedo y sin que mediara licitación 900 mil millones de pesos a Odebrecht por concepto de adición presupuestal? ¿La decisión de la exfuncionaria estuvo motivada por el hecho de que Odebrecht hubiera reformulado el trazado de la Ruta del Sol 2 para hacerlo pasar justo al frente de los puertos del padre de Gina Parody, con quien ella tiene vida marital? Es importante que la doctora Parody, también exministra de Santos, salga y le aclare este oscuro episodio al país. (Sobre este caso puede leer “La ruta de Cecilia Álvarez” y “La ruta Parody”).

@IrreverentesCol

Publicado: enero 17 de 2017