Se descubre que la base de datos del Centro Democrático está siendo utilizada para desprestigiar al precandidato Iván Duque.

Guerra sucia

Empieza el año con un desafortunado episodio de guerra sucia al interior del Centro Democrático, el cual fue develado por el senador Ernesto Macías quien puso en conocimiento de los miembros de la bancada de su partido que la base de datos interna de la colectividad que es manejada por la dirección del partido, léase por Óscar Iván Zuluaga, está siendo utilizada para enviar pasquines mandados a hacer en contra del precandidato Iván Duque.

El contenido de los libelos, mal redactados por demás, no merece comentario alguno. Lo que resulta grave es que sin que haya empezado en firme la carrera por la candidatura presidencial, la dirección del CD se esté valiendo de los recursos de la colectividad uribista para perjudicar a quien, sin duda es uno de los más fuertes aspirantes.

¿Quién está detrás de los ataques?

Se ha sabido que un aspirante a ser la fórmula vicepresidencial de Óscar Iván Zuluaga, en caso de que éste se quede con la candidatura es uno de los principales instigadores de la guerra sucia contra Duque, creyendo que con eso hará puntos frente a Zuluaga.

Mejor dicho: política del estilo más canalla posible.

La tesis de Macías

La molestia del senador Macías no se centra en las sandeces que se han publicado contra Duque sino por el hecho de que se esté feriando al mejor postor la base de datos del partido para difundir ese tipo de informaciones. “Hace unos meses los precandidatos del Centro Democrático a la alcaldía de Pitalito pidieron la base de datos del partido para enviar información a los militantes y ésta les fue negada disque por hábeas data. Ahora, no entiendo cómo y porqué está siendo utilizada para difundir escritos que van en contra de uno de nuestros precandidatos” le expresó el congresista a LOS IRREVERENTES.

José Obdulio Gaviria: “El artículo contra Duque es esquizofrénico”

El senador José Obdulio Gaviria terció en el debate y le remitió a sus compañeros de bancada un memorando de 9 puntos en el que aseguró que quien escribió el pasquín contra Iván Duque “representa una corriente política cuyo signo es la esquizofrenia…esa misma corriente ha alegado últimamente (a raíz de la formulación de la estrategia del ‘Acuerdo nacional’), que Uribe y el partido tienen un pacto secreto con Santos parta traicionar y sepultar el NO”.

Finalmente y en referencia al delicado hecho de que la base de datos del partido se haya entregado para difundir los ataques contra Duque, José Obdulio Gaviria apuntó que “es natural que el objetivo principal de los enemigos de Uribe sea Duque. Lo antinatural es que el aparato del partido uribista se ponga al servicio del antiuribismo”.

De agache

Mientras tanto, los instigadores de la guerra sucia pasan de agache sin poner la cara ni atacar de frente. Como bien le dijo a este portal otro congresista que pidió mantener su nombre en reserva, “el pecado siempre ha sido cobarde. Las personas que promueven este tipo de actuaciones sólo merecen un calificativo: conspiradores de baja categoría. Se trata de personas que lo poco que han logrado en la vida se lo deben al Centro Democrático y no es admisible que le paguen al partido de esta forma, pues el daño que hacen es inconmensurable”.

@IrreverentesCol

Publicado: enero 4 de 2017