Temerariamente, el senador de La U Roy Leonardo Barreras aseguró que el contrato de comunicación digital que recientemente celebró la presidencia de la República, fue otorgado a una empresa “amiga y recomendada” por el presidente Álvaro Uribe Vélez.

La suscripción de dicho contrato, que generó una controversia por la cuantía del mismo y por el objeto -que fue desfigurado por algunos medios de comunicación-, fue criticada por la oposición al gobierno y el senador Barreras no fue la excepción. 

En entrevista con la periodista Vicky Dávila, Barreras señaló que “esta agencia de publicidad fue la agencia del presidente Duque, cuando fue candidato. Y esta agencia es de un señor que es muy cercano a Álvaro Uribe como todo el mundo sabe. Es un contrato para los amigos como premio porque estuvieron en campaña. Este es un señor recomendado por el señor Álvaro Uribe que es amigo de él”.

La reacción del presidente Uribe no se hizo esperar. A través de su cuenta de Twitter señaló a Barreras usando fuertes términos: “No tengo contratos ni recomiendo contratistas como dicen quienes ayudaron a robarse a Caprecom, SaludCoop y el Plebiscito… Y tampoco tengo feudos burocráticos como pasó con la ESAP, cómo son de elegantes para hablar estos ladrones” 

Acto seguido, el Centro Democrático emitió un comunicado de prensa en el que anunció que el doctor Uribe adelantará acciones legales en contra de Barreras: “El expresidente y senador de la República, Álvaro Uribe Vélez, ha otorgado poder al Doctor Abelardo De La Espriella, del Bufete de abogados ‘De La Espriella Lawyers Enterprise’, para que en su nombre y representación adelante acciones legales en contra del senador Roy Leonardo Barreras Montealegre… El honor de las personas no se puede manchar por afirmaciones que no reposan en la verdad y se motivan en la rabia política”. 

Barreras, uno de los sujetos más oscuros de la política colombiana y uno de los más beneficiados de la operación criminal santista, cuando el presupuesto público fue repartido indiscriminadamente entre los parlamentarios sobornados por el gobierno, debería abstenerse de hablar de corrupción y mucho más, cuando sus señalamientos son en contra de un hombre de proceder impecable como es el presidente Uribe. 

Hábilmente, Barreras, como su colega Armando Benedetti, ha logrado inmunizarse ante la justicia. A pesar de los graves señalamientos y las denuncias que se han presentado en su contra por su participación en el saqueo de la salud, increíblemente la corte suprema de justicia no se ha molestado en indagar ni en evaluar las pruebas. 

Así mismo, ha permanecido en la impunidad el caso del atraco al apartamento-caleta de Barreras en el edificio La Flora ubicado en la ciudad de Cali. Según la denuncia, la banda delincuencial R-15 robó más de $1200 millones de pesos que estaban escondidos en ese inmueble. ¿Por qué un senador guarda esa cantidad de efectivo en su propiedad? ¿Cuál es el origen de esos recursos? Las explicaciones que hasta ahora ha dado el parlamentario son totalmente inverosímiles. Según él, en el apartamento vivían un conductor y una modista amigos suyos y que el dinero les pertenecía a ellos (¡!).

Hoy, cuando los colombianos sufren las deficiencias en los servicios de salud, motivo por el que el país ha tenido que gastar todos sus recursos adquiriendo quipos, es cuando más se sienten los efectos de la corrupción en ese sector, corrupción de la que Roy Leonardo Barreras es uno de los grandes cerebros y beneficiarios. 

@IrreverentesCol

Publicado: mayo 7 de 2020