Mientras el gobierno y las fuerzas políticas siguen mirando como combatir la pandemia del coronavirus, las pruebas, los respiradores, las UCIs y los alivios, muy pocos han dimensionado el problema social que se avecina, tal vez el mas grave de nuestra historia. Muchos dirán que todo se mirará a su debido tiempo, otros pensamos que es fundamental empezar a tomar acciones ya.

Aunque el gobierno ha hecho su mejor esfuerzo para ayudar durante esta crisis, es claro que no tenemos los recursos necesarios para convertirnos es un Estado asistencialista donde a punta de subsidios podamos sostenernos, así lo crean muchos políticos de izquierda cuando piden a gritos la renta básica universal, es más, no tenemos ni la capacidad de hacer llegar los recursos a los más necesitados. Este ejercicio ha sido la  ratificación que lo que necesitamos es la reactivación económica del comercio y la industria para generar empleo y crecimiento.

Los últimos datos del FMI estiman una mayor caída de las economías este año, esto implica más tiempo para recuperarse, los datos Para Colombia también han venido deteriorándose, ya vamos en una caída del PIB del 8% y de terminar el año con un endeudamiento del 70% como porcentaje de este, esto nos lleva a que el año 2021 y 2022 serán años muy difíciles. Adicionalmente tendremos poco tiempo para reformas, el hecho de tener elecciones parlamentarias y presidenciales en el 2022 hace complicado pasar reformas realistas y coherentes.

El tema social será un eje central de esta reactivación, el crecimiento de la inseguridad ya es evidente, esto se da por el aumento del desempleo y del hambre, los mismos factores que acabaron a la fuerza la cuarentena y que están llevando a municipios como Soledad en el Atlántico a niveles de contagio altos. Cuando  las personas tienen que salir por hambre de su casa no hay quien las detenga. Países como Gran Bretaña autorizaron abrir restaurantes y bares como base de la reactivación económica, siendo este país uno de los mas afectados en contagios y muertos por la pandemia.

Colombia tendrá un reto inmenso en los próximos años, los índices de pobreza volverán a niveles de principio de siglo, habremos borrado con el coronavirus todo lo que se hizo durante todos estos años, es indispensable volver a barajar, tener un Estado pequeño y eficiente donde los recursos  bien manejados deben primar sobre cualquier tema, así mismo se debe generar un clima de apoyo a la empresa privada y al emprendimiento que al final son los únicos que pueden generar nuevos empleos.

Con esta necesidad de recursos aparecerán proyectos de ley que son sumamente inconvenientes e inequitativos para los colombianos como lo es el que cursa hoy en día en el Congreso que autoriza el traslado de 40 billones de pesos en pensiones de los fondos privados a Colpensiones, esta sería la deuda mas costosa de la historia económica del país, recibir hoy 40 billones para tener que pagar en el futuro 100 billones. Espero que el gobierno utilice las herramientas que tiene para trancar este adefesio, hay muchísimas maneras de conseguir recursos mucho mas baratos y sin el costo regulatorio de este.

El  mejor remedio contra el coronavirus con menos contraindicaciones es el auto cuidado.

@SANTAMARIAURIBE

Publicado: junio 29 de 2020