El libro del prócer es hoy aplicable a un pasado gobierno que necesitaría más de un tomo sobre robo y corrupción, extendidos al cartel de la toga y numerosos congresistas.

Del resumen de Otto Morales Benítez:

Sobre esta época, (la Regeneración) escribió y publicó un libro que hay urgencia histórica de localizar. Él (RUU) dice en El Autonomista del 5 de septiembre de 1889:

De varios colores: Los ladrones en Colombia. Con frecuencia me preguntan, verbalmente o por cartas, por esta obra, anunciada hace algún tiempo. El libro está impreso y la edición depositada en poder de un amigo en una capital de Centroamérica. Consta de 475 nombres dispuestos en orden alfabético, para la mayor facilidad de la consulta, y el total de lo que aparece robado asciende a 138 millones de pesos.

No es una obra de difamación, sino un elemento histórico. Sin tener carácter definitivo, es un interesante ensayo de clasificación y discriminación, en que se confirman con datos y pruebas muchas sentencias ya dictadas por la opinión, se levantan algunas censuras inmerecidas y se establece la culpabilidad de muchos que hoy pasan por inocentes. Todo lo cual ayudará mucho a los escritores futuros para poner a cada uno en su lugar, puesto que la historia de esta baratería de la Regeneración no va a consistir en estudios políticos profundos ni en disquisiciones sociológicas, sino en la simple enumeración de los que se olvidaron de la moral y de la tradición, y de los que permanecieron fieles a ellas.

El libro tiene al frente un prologo de Juan de Dios Uribe, acaso lo mejor que haya salido de la pluma de este insigne prosador.

Me he decidido a posponer la venida del libro por dos razones: 1a la de darme tiempo para agregarle un suplemento sobre los últimos saqueos y sobre los pasados que apenas ahora se van descubriendo, aunque por lo que se ve, el material es tan abundante que arriesgo a tener que escribir un segundo tomo; y 2a porque no habiendo tenido cómo pagarme un seguro de vida, he pensado que mientras la Regeneración no acabe de caer, ese seguro puede ventajosamente reemplazarlo, contra los peligros de la política, el anuncio de que mi amigo el depositario tiene orden de introducir de cualquier modo el libro en Colombia en cuanto sepa que los regeneradores me han matado, con lo cual creo que estos cuidaran de la conservación de mi vida más que de la suya, aun encenderán más de una vela a los santos de su devoción a fin de que yo llegue a ser siquiera octogenario”.

El Rincón de Dios

“El que es honrado en lo poco, también lo será en lo mucho; y el que no es íntegro en lo poco tampoco lo será en lo mucho”. Lucas 16:10

@rafuribe

Publicado: octubre 11 de 2019