“Aunque la infección vino de arriba, es mi convicción que el mal del que la sociedad colombiana padece, no se cura ya con solo modificaciones en el gobierno y en la ley, sino en las costumbres y en el ser moral” RUU

Continuamos con la cuarta parte del resumen de Otto Morales Benítez sobre Uribe Uribe.

“La Regeneración conservadora de Núñez y de Caro. Muchos liberales de hoy, complacientes en sus juicios con ese tiempo histórico, encontrarán en sus artículos y discursos, nuevas reflexiones que no coinciden en su deformada visión de una etapa que no se ha examinado objetivamente. Uribe Uribe tiene juicios muy severos. Reseñemos algunos pocos, demasiados pocos: varios de sus textos establecen las dicotomías entre lo que predicó Núñez en épocas anteriores y lo que aplicaba desde el gobierno. Luego viene el análisis de lo que él llama las “elecciones regenerativas”; señala los métodos que se empleaban para desconocer la votación liberal, con la arbitraria división territorial, que aseguraba sólo podría llegar al parlamento un solo representante de nuestro partido. Luego puntualiza cómo se clausuraron y se incautaron por el gobierno las imprentas de los periódicos El Relator, El Contemporáneo y El 13. La expulsión de muchos luchadores liberales –demasiados–, principiando por el expresidente Santiago Pérez.

Hace estudios sobre los defectos de la Constitución de 1886, que produjo guerras; la primacía de la ley irregular sobre la Carta Magna; los desfases entre la ley y la forma de aplicarla; la trashumancia de los jueces; critica el reclutamiento para el ejército que se hacia discriminado en el país. Formula cargos concretos sobre la empleomanía y el centralismo. Se preocupa de que no se haya logrado la paz en esta etapa por el desconocimiento de los derechos que proclamó, en forma de colaboración, el liberalismo, en la Convención de 1897. No se estudiaron y, desde luego, no hubo solución. Vino la guerra.

En el interés de desacreditar el período de las administraciones radicales, alegando que en esa época se desintegró la republica por los mecanismos de que gozaban los estados soberanos, se ha repetido hasta el cansancio que sólo en la Regeneración se logró la unidad nacional. Uribe Uribe pregunta: “¿Cuál es la unidad nacional?” Porque antes las gentes no estuvieron tan separadas, más antagónicamente encaradas, más dramáticamente escindidas. Las divisiones conservadoras mantenían en zozobra al país. No hubo elementos que aglutinaran. Se llegó a las guerras. Pero al sostener que se impuso la unidad nacional, se ignora la separación de Panamá. ¿O será una alabanza del centralismo? Parece que existiera la intención de crear un criterio de benevolencia que arrope a ese régimen y lleva a remarcar juicios inconsecuentes con la realidad.

Hay un capítulo acerca de la dureza implacable de Caro. Como a éste el país lo juzga por su obra intelectual, han olvidado ver su acción perturbadora. Ella conduce a la represión y, luego, a ser expresión de una conducta gubernativa que no tenía otra salida para el enemigo que la guerra. Ello unido al papel moneda, los contratos y el manejo, con soberbia, del poder.

Hay páginas sobre por qué se llegó a la guerra de los Mil Días y explicaciones en carta a José Manuel Marroquín sobre cómo cada paso del gobierno garantizaba la perdida de Panamá.”

Continuará

El Rincón de Dios

“Qué, como San Pablo, podamos hoy sentir que Dios quiere manifestarnos toda la grandeza de su corazón dándonos el perdón y regalándonos la fe y el amor que nos hacen verdaderos cristianos.”

@rafuribe

Publicado: octubre 4 de 2019