Payaso. No, no se trata del célebre drama de Leoncavallo, sino del adjetivo que en la plenaria del Senado le puso el presidente Uribe, al senador liberal Mauricio Gómez Amín, uno de los validos y favoritos del expresidente Cesar Gaviria.

Gómez Amín, de forma temeraria, aseveró que el uribismo estaba interviniendo para favorecer a unos operadores que están interesados en desarrollar un proyecto ecoturístico en el parque Tayrona. En palabras suyas, “el senador Uribe, también enfatizó en que hay que dar facilidades a los empresarios para que puedan instalar proyectos de inversión de infraestructura turística en el parque en mención [Tayrona]”.

El presidente Uribe, que no evade debate ni permite que se ultraje su dignidad impunemente, le reviró a la miserable imputación del congresista de los afectos de Cesar Gaviria. 

Ante el pleno del Senado, recordó que cuando él llegó a la presidencia, encontró al parque Tayrona “lleno de paramilitares y de guerrilla. Instalé el batallón de alta montaña; de allá salieron todos. Lo encontré lleno de coca y se erradicó. Creamos allá, las familias Guardabosques…”.

Sobre la reunión que tuvo lugar en la ciudad de Santa Marta y que el senador Gómez Amín ha querido presentar infamemente como una actividad oscura de favorecimiento a una familia interesada en construir un hotel de lujo, el presidente Uribe aseguró que en aquel encuentro, “se plantearon objeciones al reglamento que está hoy en un borrador. Yo no conocía ni que habían sacado el reglamento, ni que había las objeciones. Dijeron que con ese reglamento, el parque puede tener un exceso de peso turístico. Presentaron otras objeciones. Ahí nadie habló de nada distinto…”.

Respecto a las acusaciones, el presidente Uribe expresó que hay que tener cuidado con las mismas.

Y al cierre de su intervención, puntualizó: “uno que tiene que vivir discutiendo, por lo menos tiene que aprender que los payasos son para divertirse, no para pelear con ellos ni para replicarles”.

Lo cierto es que el presidente Uribe fue generoso con Gómez Amín. Ese sujeto no es un payaso; es un irresponsable que hace imputaciones sin pruebas ni sustento. 

Su carrera política, construida bajo la celosa tutela de César Gaviria, no ha tenido una sola luz y sí muchas sombras, como por ejemplo los señalamientos en su contra por su cercanía con los cerebros del saqueo a San Andrés. 

Uno de los escándalos de corrupción más escalofriantes de los últimos años, fue el que se protagonizó en aquella isla, gobernada por los corruptos hermanos Jack y Ronald Housni Jaller. El primero, se desempeñó como representante a la Cámara por ese departamento y el segundo ejerció como gobernador, hasta cuando fue capturado por orden de la corte suprema de justicia. 

Hace pocos días, Ronald Housni Jaller fue condenado, luego de que perfeccionara un acuerdo con la fiscalía general de la nación, en el que reconoció que él y la bandola de políticos corruptos que lo acompañaban, se quedaban con el 10% de todos los contratos que se celebraban en el departamento.

LOS IRREVERENTESpudieron establecer, con una alta fuente de la corte suprema de justicia, que el hermano del exgobernador, el excongresista Jack Housni Jaller, también investigado, tendrá que responder ante las autoridades judiciales, concretamente por haber recibido al menos $400 millones de pesos en efectivo del contratista Hernán Moreno. 

Así mismo, este portal confirmó que en manos de los investigadores, reposa información que sostiene que el senador Mauricio Gómez Amín habría sido uno de los beneficiarios del carrusel de corrupción de San Andrés. 

LOS IRREVERENTES, se comunicaron con el congresista, quien no quiso responder las preguntas que se le formularon, empezando por la más elemental: si conoce o tiene relaciones personales y políticas con los Housni. El doctor Gómez Amín evadió los cuestionamientos, aseverando que se trata de una “infamia”, pero en vez de responder las preguntas, prefirió terminar abruptamente la comunicación telefónica. 

En vez de hacer imputaciones falaces contra el presidente Uribe, el senador Miguel Gómez Amín, debería estar preparándose para responder por el escándalo que se avecina, como consecuencia de la información que está en poder de la corte suprema de justicia y que da cuenta de su participación en el saqueo de San Andrés, operación criminal que los cuestionados hermanos Housni Jaller llevaron a cabo, con el apoyo de importantes figuras del partido Liberal.

@IrreverentesCol

Publicado: octubre 1 de 2019