Los últimos meses Colombia obtuvo victorias decisivas en el fútbol que nos dieron grandes alegrías y elecciones en la política que nos devuelven la esperanza. Entre Mundial de Rusia y debates electorales hemos logrado reducir la abstención tanto en las legislativas como en las presidenciales. Dos hechos positivos que sin lugar a duda permitirán avanzar en la construcción de un nuevo país donde esperamos pasar la página de la polarización en la que Juan Manuel Santos nos metió.

El Nobel que fue conseguido fomentando la división entre colombianos, descuidando la seguridad nacional –con un notable incremento de los cultivos ilícitos-, y derrochando los recursos públicos en mermelada, contrataciones cuestionables y publicidad. Episodios lamentables que nos ganaron escándalos como Odebrecht, una mala calificación de la agencia Standard and Poor´s y la infame reforma tributaria de 2016.

Es evidente que necesitábamos ajustes y los triunfos de la selección de Pékerman, el nuevo Congreso y la elección de Iván Duque como Presidente era lo que el país necesitaba para devolverle la alegría y la esperanza a un pueblo cansado de la politiquería de siempre.

Nadie habría pensado hace unos meses que, con 42 años, un joven político pudiese llegar al primer cargo de la nación junto a Marta Lucía Ramírez, la ahora primera Vicepresidente mujer de Colombia. Dos hechos significativos que además de la renovación del Congreso marcarán una reinvención de la política colombiana.

Durante los últimos 8 años Santos nos metió muchos goles siendo permisivo con el terrorismo, el narcotráfico y la dictadura del vecino país, pero con Duque en el Palacio de Nariño no sólo se retomará el rumbo, sino que iremos con toda por los jóvenes, por el futuro y por la Colombia que tanto deseamos.

De no hacerlo, los 8 millones de compatriotas que en esta segunda vuelta sucumbieron ante el populismo de Petro y sus promesas de cambios profundos –e irresponsables-, podrán ser 10 millones o más en 2022. Por lo cual, debemos ser asertivos para responder al voto de confianza que la ciudadanía puso en el nuevo Gobierno y durante los próximos 4 años dedicarnos a cumplir: poner de nuevo la casa en orden, reactivar nuestra economía, ofrecerle un futuro claro a la juventud, enfrentar con toda la fuerza la corrupción y el crimen, optimizar la inversión social solucionando problemas como la mala atención del sistema de salud, proporcionando garantías a la inversión privada y una justicia que genere confianza. 

El partido inicia el 7 de agosto y queremos que ganen todos los colombianos.

@ChriGarces

Publicado: junio 29 de 2018