7 de los 9 magistrados de la sala penal de la corte suprema deben quedar bajo sospecha ante la sociedad. 

Estupefacción, indignación y asco produce la cínica entrevista que el senador y principal elector de Juan Manuel Santos, el senador de La U, Musa Besaile le dio a la periodista de W Radio, Vicky Dávila.

Besaile narró, paso a paso, cómo el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno lo abordó para exigirle un soborno de $6 mil millones de pesos, para evitar que la sala penal de la corte suprema de justicia librara una orden de captura en su contra, por un proceso que se le adelanta en el caso de la denominada parapolítica.

Al oír aquella entrevista, queda en evidencia que Luis Gustavo Moreno es un vulgar hampón que logró escalar posiciones en la rama judicial, prohijado por personajes sumamente poderosos como los exmagistrados Leonidas Bustos y Francisco Javier Ricaurte y los exfiscales generales de la nación Eduardo Montealegre y Jorge Fernando Perdomo.

Según la narración de Besaile, que pretende mostrarse como una víctima que evidentemente no es, Moreno le exhibió un papel que supuestamente contenía la orden de captura en su contra y para evitar la ejecución de la misma, le pidió un soborno de $6 mil millones de pesos que, después de un regateo propio de las plazas de mercado, terminó fijándose en $2 mil millones.

El senador Besaile explicó cómo operaba esa bandola criminal de la que Leonidas Bustos, entonces presidente de la corte suprema de justicia, era, en palabras del propio Luis Gustavo Moreno, “el papá”.

Es evidente que Musa Besaile entregó el dinero solicitado y eso se explica por el hecho de que la cacareada orden de captura nunca se produjo y hoy, a pesar de semejante escándalo, ese sujeto sigue fungiendo como senador de la República.

Cuando Luis Gustavo Moreno exigió el dinero, explicó que éste debía “repartirse entre ‘mi papá’ [Bustos], el equipo y yo”, de acuerdo con el testimonio de Besaile. ¿Cuándo Moreno habla del “equipo” se está refiriendo a los magistrados de la sala penal de la corte?

El proceso contra Besaile se adelantaba en dicha sala, que en la época de los hechos estaba integrada por los siguientes 9 magistrados: Leonidas Bustos, Eyder Patiño Cabrera, María del Rosario González Muñoz, Luis Guillermo Salazar Otero, Fernando Alberto Castro Caballero, Gustavo Enrique Malo Fernández, Patricia Salazar Cuellar, José Luis Barceló Camacho y Eugenio Fernández Carlier.

La confesión de Musa Besaile, automáticamente tiende un manto de duda y de legitimidad sobre todos esos magistrados, 7 de los cuales –Patiño, Salazar, Castro, Malo, Salazar Cuellar, Barceló y Fernández Carlier-, siguen ocupando sus cargos. ¿Si el soborno efectivamente fue pagado, además del magistrado Leonidas Bustos, alias “El papá”, qué otros magistrados recibieron parte de ese botín?

Lo que resulta aún más preocupante es que buena parte de la investigación por este descomunal caso de corrupción, va a ser adelantada por los magistrados que compartían espacios con Leonidas Bustos. El país no puede estar tranquilo, pues no es en absoluto transparente que los procesos sean llevados por sujetos que posiblemente hayan recibido parte de las coimas que Gustavo Moreno tramitaba en nombre y representación de “su papá”.  En ese escenario, el país estará frente a un inaceptable “tapen-tapen”.

Magistrado Gustavo Malo Fernández

La crisis de legitimidad es absoluta e irreversible. En este caso, la sociedad debe poner bajo la lupa a los magistrados de la corte suprema, esos mismos que eran liderados en todos los aspectos por Leonidas Bustos. Muchos de los nuevos integrantes que hay en el alto tribunal, están allí precisamente porque entre Bustos y Ricaurte decidieron e impulsaron su elección.

Este portal tiene información muy delicada sobre un magistrado en particular, el doctor Gustavo Malo Fernández, quien debe aclararle al país de forma concreta y directa cuál es su relación con el exmagistrado Francisco Javier Ricaurte.

Así mismo, no estará de más que las autoridades competentes, de oficio, adelanten una investigación urgente sobre el patrimonio del magistrado Malo Fernández.

@IrreverentesCol

Publicado: agosto 30 de 2017