No es para nadie un secreto que nuestro actual vicepresidente, Germán vargas Lleras, aspira a ser el próximo residente del palacio de Nariño; por lo cual considero importante avisar de quién estamos hablando.

Germán Vargas es nieto del expresidente Lleras, ese mismo que fue amonestado en sus tiempos por el procurador de la época. Nacido en el seno de una familia acaudalada, y bachiller del Gimnasio Moderno; quizá esto es lo que lo lleva a pensar que cada persona que lo rodea es un miembro de su servidumbre.

En la función pública, y los que la conocen, saben de su carácter iracundo y déspota, un hombre que no le importa pasar por encima de quién sea por lograr sus objetivos, tal como lo hace Santos.

Ya recordarán ese bochornoso episodio cuando arremetía contra un ciudadano caucano en plena campaña reeleccionista insultándolo, gritándolo y tratándole de “gamín”, maneras de proceder que tanto lo caracterizan al igual que Santos.

Y cómo olvidar la última estocada a la dignidad de su cuerpo de seguridad, cuando como a un animal, maltrataba a un hombre que pone en riesgo su integridad por la de su “excelencia”, el vicepresidente, y más aún cuando pidiendo disculpas públicas logra humillar más al pobre hombre haciéndole dejar en claro que la culpa de ganarse un buen golpe fue culpa de él.

El aspirante a la casa de Nariño no entiende que ya no es “el niño mimado”, sino que es un aspirante al más importante cargo del país, donde se gobierna para el pueblo, ese pueblo que él está acostumbra a humillar, debería recordar que este estatus no es para suplir sus berrinches, como lo hace Santos, dando rienda suelta a sus pretensiones más personales sin importar a quién tiene que acabar.

Señor vicepresidente, le recuerdo que usted no es el rey, que sus casas gratis no son tan gratis, salen de los impuestos de los colombianos, que la chequera tampoco es suya y que si va a hacer campaña, que no sea con el dinero de los contribuyentes.

Por cierto, se le veía muy bien junto a Juan Manuel Santos inaugurando un colegio, ya se va perfilando como el próximo fracaso del país, algo así como Santos.

@SdrodriguezT

Publicado: enero 21 de 2017