A comienzos del mes de febrero, la cadena de noticias estadounidense Univision, emitió un informe difamatorio contra el presidente Uribe que daba cuenta de una supuesta participación suya en las actividades ilegales de la banda mafiosa que lideraba el capo mexicano Joaquín El Chapo Guzmán.

La historia fue presentada en las redes sociales de Univision -cadena cuyo director de noticias es el encarnizado antiuribista Daniel Coronel Castañeda- bajo el siguiente titular: “El narcotraficante mexicano [Guzmán] utilizó el Aeropuerto El Dorado de Bogotá, con la ayuda del expresidente [Uribe] y un exagente de la DEA, para enviar 10.000 KG de cocaína”.

Pocas horas después de haber lanzado al aire, Coronel Castañeda anunció que había ordenado “despublicar” (sic) la noticia. Sin embargo, el daño reputacional quedó consumado y las consecuencias civiles en los Estados Unidos tendrán que ser asumidas. 

Se pudo establecer que la “fuente” de Univision es un sujeto gris que se presenta como perseguido político que desde hace algunos años vive en Canadá. Se trata de un exfuncionario de menor rango de la fiscalía General de la Nación, Richard Maok Riaño Cetina, quien utiliza el alias de Hacker de la Fiscalía. 

Riaño vive en Canadá en condición de asilado político y lleva años enteros asegurando que tiene en su poder demoledoras evidencias contra el presidente Álvaro Uribe. 

El tiempo ha demostrado que Riaño Cetina cuenta con un arsenal, pero de mentiras y de infamias que se sustentan sobre teorías conspirativas que el propio Riaño se ha encargado de recrear, hecho que debería conducir a que el gobierno canadiense revise la situación de aquel individuo que, además de mentir, ha montado un fabuloso negocio gracias a su condición. 

A través de sus redes sociales, Riaño se ha dedicado a recolectar dinero para supuestamente realizar viajes a La Haya con el propósito de denunciar al expresidente Uribe. En julio del año pasado, recaudó $2760 dólares para fondear ese supuesto viaje.

Su estilo es evidente. Como los célebres culebreros de los pueblos, anuncia que pondrá en conocimiento la “gran prueba” contra el presidente Uribe. Aquello, atrae la atención de sus seguidores, todos antiuribistas que, emocionados, aclaman que se haga la “revelación”. 

Riaño anuncia que ahora sí va a “acabar con el criminal de Uribe(sic)” y acto seguido hace una nueva colecta de dinero.

Esta vez, es para supuestamente relocalizar a los testigos. Fijó una meta de $5 mil dólares y presentó a la campaña de la siguiente manera: “Urgente! Un testigo clave necesita moverse a un lugar seguro. Ayudemosle (sic)!”.  

La colecta fue lanzada a las 3.47 de la madrugada del pasado 21 de mayo y hasta el momento de redactar esta nota, ha atraído la atención de 38 donantes que han sumado $1741 dólares.

Ha dicho que hasta que no se llegue a la meta de los $5 mil dólares, no revelará la información a la que, como si estuviera vendiendo un detergente, le ha hecho la debida campaña de expectativa: “Sera (sic) un hecho. Hay dos grandes noticias que voy a revelar y que terminaran (sic) con el criminal de Uribe y su corrupto Uribismo. Solo espero que el testigo pueda cambiarse de casa muy pronto para poder publicar todo. Mil gracias por tu donación (sic) y tu confianza!”.

Sin control ni auditoría ninguna, el “testigo” contra Uribe se vale de las plataformas tecnológicas para recaudar dineros de sus seguidores. Y como todas las “revelaciones” del Hacker de la Fiscalía están rodeadas del necesario secretismo que los estafadores le imprimen a sus tramoyas, aquellos que han caído en la trampa no tienen manera de confirmar cuál es el destino final de los recursos aportados. 

Para muchos, infamar a Uribe se ha convertido en un mecanismo para apuntalarse profesionalmente -como el hoy bloguero Daniel Coronel Castañeda-, políticamente -como el narconovelero y promotor de la pornomiseria humana, Gustavo Bolívar- y económicamente, como en efecto está haciendo el ventajoso Richard Maok Riaño Cetina, un culebrero que ha recreado toda suerte de fantasías para venderse como “testigo” contra Uribe y, por supuesto, para conseguir algún dinerito que seguramente le hace mucha falta para subsistir. 

@IrreverentesCol

Publicado: mayo 27 de 2020