La mentira fue creada por Dolos, la personificación del engaño, cuando trabajaba de ayudante de Hefestos. Cuenta la historia que Hefestos se distrajo cuando fabricaba la Verdad y dejó solo a Dolos.

Este aprovechó la ocasión y construyó una estatua idéntica a la de su maestro. Cuando Hefestos regresó se sorprendió gratamente de las artes de su aprendiz, y metió ambas estatuas en el horno.

Pero a Dolos no le había dado tiempo para acabar su obra, y no había terminado de acabarles los pies. Por eso, cuando ambas estatuas salieron del horno, la Verdad caminaba con pasos firmes mientras que la Mentira, la creada por Dolos, lo hacía a su sombra, pero con pasos tambaleantes. De allí tal vez viene el origen de la palabra Dolo, que significa que ha habido engaño y maldad.

Alguien dijo muy sabiamente en cuanto al afecto principal, que lo más importante es que lo quieran a uno en su propia casa, los suyos, su gente. Juan Manuel Santos (JMS) sigue cosechando afectos y halagos en el exterior y recibiendo el desprecio y el rechazo masivo de los colombianos. El mundo no sabe lo que sucede en Colombia, el desastre moral, social y económico en que ha caído la nación, porque los países que JMS visita promocionando las cosas aparentemente buenas de su gobierno no conocen el detalle de sus desacertadas políticas, y como no se pueden imaginar que todo un estadista este diciendo mentiras, se las creen. Es decir los estadistas de los países desarrollados son tan transparente y honestos que pecan de ingenuos.  

El mundo tarde que temprano  tendrá que saber lo que sucedió en nuestro país, aunque el presidente Iván Duque Márquez dijo que no pondrá el espejo retrovisor, será evidente el enorme cambio positivo que dará Colombia con respecto a su economía, la corrupción, la debacle moral nacional y el proceso de paz, pero sobre todo en justicia, ya que los delitos de la izquierda se juzgan de manera diferente y benévola que los de la derecha, que se juzgan con todo el rigor de la ley. Es decir existen dos justicias, una  para cada cosa según los casos, si son de derecha o de izquierda. 

Entrando el  nuevo gobierno y con toda la buena intención de presidente Duque Márquez,  habrá cosas que no se podrán tapar porque será imposible moralmente ocultarlas.

En todo caso ya cesó la horrible noche, y ya pasó la cruel tormenta aunque dejó su devastación.  

@rodrigueztorice

Publicado: junio 28 de 2018