Desde que fue elegido como Presidente de Colombia, Iván Duque ha demostrado un inmenso liderazgo, que le ha permitido en estos 50 días que lleva en la Casa de Nariño, construir un equipo de gobierno donde prima la experiencia y la tecnicidad sobre los acuerdos burocráticos, partidistas o clientelistas que caracterizaron al anterior gobierno. 

Este liderazgo, le permitió al Presidente Duque poner de acuerdo a todas las fuerzas políticas del país, sobre una agenda construida de manera mancomunada en contra de la corrupción. De esta forma, fue que el mismo Duque junto a la ministra del Interior, que hace unas semanas radicaron importantes iniciativas legislativas en el Congreso de la República. 

Pero este liderazgo, también se ha visto reflejado en materia internacional. La semana que pasó, en el marco de la Asamblea Anual de la Organización de Naciones Unidas, el Presidente Duque adelantó una intensa pero exitosa agenda, donde los principales temas fueron la lucha contra el narcotráfico y la crisis migratoria causada por la dictadura de Nicolas Maduro. 

Respecto al primer tema, el Presidente Duque se reunió con su homólogo de los Estados Unidos, el Presidente Trump. Acordaron fortalecer las ayudas provenientes de ese país, tener una política conjunta para contrarrestar el consumo, que tanto allá como en Colombia ha venido aumentado inmensamente. Así mismo, el Presidente Trump felicitó a Duque por su compromiso en esa materia y apoyo en la suscripción de un acuerdo junto a otras 133 naciones para tomar medidas inmediatas en la lucha de este flagelo. 

Sobre la crisis migratoria creada por la dictadura de Maduro, los Presidenes Trump y Duque también hablaron y coincidieron en la necesidad de trabajar en bloque para buscarle una solución a esa situación. En ese mismo sentido,  el Presidente Duque convocó a una importante reunión, donde lo acompañó el Vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence y varios Cancilleres de la región. 

En este marco, se tomaron importantes decisiones para enfrentar la crisis migratoria. Por ejemplo, él Vicepresidente Pence informó de unos importantes recursos que van a destinar para esta materia. 

Adicionalmente, el Presidente Duque logró hacer ver entre los presidentes de la región, la necesidad de llamar por su nombre la dictadura de Maduro y denunciar las violaciones sistemáticas a los Derechos Humanos de los venezolanos. Fue de esta forma que Perú, Chile, Ecuador, Paraguay  y Francia, decidieran apoyar la denuncia ante la Corte Penal Internacional liderada por Colombia. Cabe resaltar que este ha sido un trabajo liderado por Duque y el Canciller Carlos Holmes Trujillo, que en estos 50 días ha realizado un fructífero trabajo en varias partes del mundo. Tan así que la decisión de Francia se dio después de que los Presidentes Duque y Macron se reunieran y donde el primero logró exponerle la importancia que tiene esa acción adelantada en La Haya. 

Sin lugar a dudas, el Presidente Duque ha demostrado su talante como líder, sus acciones no solo van encaminadas al desarrollo del país, sino también en el desarrollo propio de Latinoamérica, sus iniciativas frente a las amenazas que hoy aquejan al mundo en materia de drogas y narcotráfico son importantes. Pero no menos son, las tendientes al restablecimiento de la democracia y el respeto por las libertades, hoy coartadas por la dictadura de Maduro. Su figura se está consolidando como el legítimo interlocutor de Latinoamérica, frente a Estados Unidos, la ONU, la OEA  y la Comunidad Europea. Algo, por lo que cabe celebrar y respaldar desde Colombia. 

@camilorubianobe

Publicado: octubre 1 de 2018