Con la elección de Iván Duque como el nuevo presidente de los colombianos el 7 de agosto empieza un nuevo gobierno, pero mas que eso es el fin de la era Santos.

El día de ayer en una poco sorpresiva votación el candidato, Iván Duque, dejo de serlo para ser el nuevo residente de la casa de Nariño, lo que si sorprendió es que el exguerrillo Gustavo Petro tuviera tan alta votación, un numero sorpréndete e histórico para los candidatos de extrema izquierda.

El evento electoral de ayer no solo nos dio como ganador a Iván Duque, el nuevo presídete de Colombia, si no que nos recordó que estamos a semanas de que termine por fin el nefasto gobierno de Juan Manuel Santos.

Fueron 8 años que marcaron una era de traición, corrupción y el peor gobierno que hemos visto en los últimos años, marcado por sus imponencias contra los mismos colombianos, por ejemplo, cuando impuso su nefasto gobierno coadyuvado con el terrorismo de las Farc a sabiendas que el 2 de octubre con una mayor votación el pueblo colombiano había rechazado el espurio acuerdo.

También lo recordaremos por la persecución que hizo a sus opositores, en el caso mas recordado esta el del exprocurador Alejandro Ordóñez hombre integro y probo que se opuso tanto a la corrupción del gobierno como a sus imposiciones, razón por la que se hizo merecedor de la anulación de su periodo, gestado por el corrupto Consejo de Estado, misma alta corte que le dio la legitimidad para pasar por encima la voluntad popular.

El 7 de agosto será el fin de una era, el fin de un gobierno que sin importar nuestras posturas ya fueran de derecha, centro o izquierda lo rechazábamos y aclamamos ya por su fin, un mandatario que se hizo elegir con un discurso y reelegir con un discurso contrario.

@SdrodriguezT

Publicado: junio 19 de 2018