Investigan si la persona que ayudó a Benedetti en el saqueo a la educación en Córdoba es Hernando Chica Zuccardi.

En la declaración que rindió Álvaro Burgos del Toro en la que indicó que el senador Armando Benedetti Avellaneda le exigió el 20% del dinero que una estructura criminal le estaba robando al fondo de prestaciones del magisterio en Córdoba, el hoy testigo de la Fiscalía General de la Nación mencionó que él ingresó a la oficina del congresista en el Capitolio gracias a la mediación de un asesor de él de apellido Chica. (Puede leer “Involucran a Armando Benedetti con desfalco a la educación”).

En su defensa, el senador Benedetti ha dicho que a lo largo de su carrera como congresista no ha tenido a ningún asesor o asistente de apellido Chica en su equipo de trabajo y para confirmar su aseveración publicó el listado de personas vinculadas a su Unidad de Trabajo Legislativo desde que llegó al Congreso de la República y en la que efectivamente no figura ninguna persona con ese apellido.

Aquello no liquida el decir de Burgos quien no tiene porqué saber cuál es el cargo exacto ni la dependencia en la que trabajan las personas que son cercanas al senador Benedetti.

Y así lo entienden los investigadores de este escándalo de corrupción que ha conmocionado a la sociedad y que tiene en el ojo del huracán a quien es, sin duda, uno de los senadores más poderosos del gobierno de Juan Manuel Santos, Armando Benedetti.

¿Qué personas de apellido Chica han colaborado con Benedetti y puede, de alguna manera estar vinculadas al saqueo del magisterio en Córdoba?

Desde hace bastantes años  Hernando Francisco Chica Zuccardi hace parte del grupo político del senador Benedetti. A pesar de ser sobrino de la exsenadora Piedad Zuccardi –enjuiciada por la denominada parapolítica- y sobrino político del condenado dirigente costeño Juan José García Romero, Chica ha estado en las filas de Armando Benedetti y gracias a ello ha ocupado importantes cargos, entre ellos, precisamente, el de presidente de la Fiduprevisora entidad que jugó un papel clave en todo este escándalo y que tiene tras las rejas a uno de sus vicepresidentes –Jorge Peralta Nieves, recomendado y socio político de Benedetti- y a varios abogados que supuestamente debían defender los intereses de esa entidad, como es el caso de Guillermo Rhenals. (Puede leer “El Benedettitumbe”).

Una persona vinculada con la investigación que involucra al senador y presidente del partido de La U le confirmó a LOS IRREVERENTES que la persona de apellido Chica a la que hace referencia el abogado Álvaro Burgos del Toro en su declaración y que, según él fue quien lo llevó hasta la oficina de Benedetti en el Congreso de la República sin necesidad de que su nombre quedara registrado en los sistema de seguridad del Capitolio fue Hernando Chica Zuccardi.

Este portal estableció comunicación con el señor Chica para efectos de conocer su versión de los hechos. Al preguntársele sobre el particular, no quiso responder una sola de las preguntas formuladas, alegando que él no tenía nada que ver con el saqueo a la educación en Córdoba, cuando lo que se le preguntó fue si él, efectivamente, era la persona que facilitó el ingreso de Burgos a la oficina de Benedetti.

Chica tampoco quiso responder si conoce al senador Benedetti y tampoco si ha ido alguna vez al Congreso de la República.

Sobre el primer interrogante hay suficientes evidencias. Para nadie es un secreto que Chica y Benedetti son aliados políticos y que el congresista ha sido patrocinador de aquel para ocupar importantes cargos del orden nacional y regional. Él es lo que popularmente se conoce como una “cuota” de Benedetti.

 “Yo no soy el Chica del que hablaron en La W”

En su conversación con LOS IRREVERENTES, Hernando Chica alegó que él no es el “Chica del que hablaron en La W”, haciendo referencia a un informe que en días pasados reveló la emisora dirigida por Julio Sánchez Cristo en el que se mencionó el caso de José Miguel Chica Chica, exsecretario de educación del departamento de Córdoba quien sospechosamente murió el mismo día que iba a hablar con la Fiscalía General de la Nación.

En efecto, este portal ha podido confirmar que Chica Chica estaba listo para contar todos los detalles sobre la manera como se fraguó el plan que terminó en el saqueo de miles de millones de pesos de la educación en Córdoba. El día que iba a reunirse formalmente con los investigadores del caso apareció muerto supuestamente por un ataque cardiaco. No obstante la versión oficial, personas allegadas a Chica Chica le han dicho a la Fiscalía que ellos tienen la certeza de que el exsecretario de educación fue asesinado, razón por la que el fiscal que lleva esa investigación no descarta la posibilidad de solicitar la exhumación del cadáver para efectos de realizar una autopsia que confirme las causas de la muerte de quien estaba dispuesto a contar todos los detalles del desfalco en el que está vinculado el senador Armando Benedetti.

Se trata entonces de dos personas distintas. El Chica que participó en la ejecución del robo del dinero que está muerto y el Chica al que hace referencia el abogado Burgos del Toro y que fue la persona que lo condujo hasta la oficina del senador Benedetti en el Congreso de la República para hablar del porcentaje del dinero que se estaban robando y que debía entregársele a él a través de su aliado, el vicepresidente de la Fiduprevisora, Jorge Peralta Nieves. Y las autoridades creen que ese segundo Chica podría ser, en efecto, Hernando Chica Zuccardi.

@IrreverentesCol