En la audiencia de preclusión a favor del presidente Uribe quedó esclarecido cómo se llevó a cabo la operación criminal de entrampamiento para falsificar y manipular pruebas en contra del exmandatario colombiano.

Primero, el falso testigo grabó en un reloj la reunión que sostuvo con el abogado Cadena, diálogo que fue exhibido en la audiencia y en el que nunca se planteó nada ilegal. En ese punto, Monsalve aseveró que Cadena le puso de presente un documento de retractación, pero en la charla transcrita por RTVC -por solicitud de la corte suprema- no se hace mención a dicho documento, con lo que se puede concluir que el testimonio de Monsalve no se compadece con lo que realmente ocurrió en el famoso encuentro que tuvo lugar en la cárcel La Picota. Importante tener de presente que en el momento en que se llevó a cabo la misión de transcirbir el audio, la dirección de la misma estuvo en manos de la activista de la extrema izquierda y enemiga pública del presidente Uribe, Tatiana Duplat.

El lunes siguiente a dicha reunión, la mujer del falso testigo, la guerrillera de las Farc Deyanira Gómez Sarmiento, corrió a la corte suprema a entregar un CD que contenía el audio que fue grabado en el reloj.

Con toda la razón, la fiscalía se pregunta porqué no se entregó el dispositivo donde reposa el original y, en cambio, se hizo un traspaso a un disco compacto que, llama la atención, fue editado pues no se incluyó la totalidad de la conversación. Por esa razón, Deyanira Gómez y Monsalve serán investigados por los delitos de falso testimonio y manipulación de pruebas.

Con el audio amañado proveído por la guerrillera Gómez, el entonces magistrado de la corte suprema, el solícito beodo José Luis Barceló se apresuró a hacerle el mandado a Iván Cepeda, conocido en el mundo penitenciario con el alias de ‘Don Iván’, y abrió la investigación contra el expresidente Uribe Vélez, imputándole el delito de manipulación de testigos. Igualmente, ordenó que la Unidad Nacional de Protección -UNP- le otorgara un esquema de seguridad a la infiltrada Deyanira Gómez.

¿Dónde está la manipulación? Ha quedado perfectamente establecido que desde siempre y a través de distintos canales, Monsalve buscó desesperadamente la manera de llegar hasta el presidente Uribe para, como lo reveló el fiscal del caso Gabriel Jaimes, disculparse por sus mentiras y enmendar el daño causado.

Luego de muchos intentos, logró contactarse con personas cercanas al exmandatario quien, al enterarse de la voluntad de Monsalve, dio una instrucción precisa, que además quedó registrada en las interceptaciones ilegales que se le hicieron a su teléfono celular: de Monsalve lo único que se necesitaba es que dijera la verdad.

Por el motivo que fuera, ninguno de los abogados principales del presidente Uribe, Jaime Lombana y Jaime Granados, estuvieron en disposición de ir a la cárcel con el fin de hablar con Monsalve con el propósito de oír su versión, razón por la que el presidente tomó la decisión de delegar esa función en Diego Cadena, abogado que él contrató con el fin de que investigara y determinara la verdad respecto de los múltiples falsos testimonios que distintos delincuentes habían ofrendando en su contra.

Cadena se desplazó a La Picota. Se reunió con Monsalve quien a su vez estaba acompañado por su abogado de confianza, Héctor Romero que, bajo gravedad de juramento, ha dicho tanto en la corte suprema como en la fiscalía general de la nación, que en ningún momento Cadena hizo ofrecimientos con el fin de que su cliente cambiara su testimonio. Todo lo contrario. Fue Monsalve quien de manera insistente pidió que se le ayudara a entrar a la JEP, alternativa que tanto Romero como Cadena descartaron por su incontrastable inviabilidad. Monsalve es un delincuente común que nunca pudo establecer su pertenencia a las AUC, razón por la que no fue admitido en Justicia y Paz, sistema de justicia creado para juzgar los crímenes cometidos por los extintos grupos de autodefensa.

A pesar de que todas las evidencias materiales y testimoniales comprueban que en esa reunión no se planteó nada irregular, Monsalve insiste en que Cadena le presentó un documento previamente elaborado con el fin de que él le pusiera su rúbrica. Haciendo un ejercicio de sana lógica, llama la atención que en el audio -editado por Deyanira Gómez- no se haga mención ninguna a dicho documento, ni se mencionara su existencia, ni mucho menos se discutiera sobre el mismo. El video de las cámaras de seguridad de la cárcel tampoco permite ver que en la mesa en la que estaban reunidos, estuviera el maletín del que Monsalve asegura que Cadena extrajo el papel. Entonces, se puede concluir que la tal retractación escrita sólo existió en la imaginación criminal del falso testigo Juan Guillermo Monsalve.

El encuentro de la cárcel La Picota ha sido utilizado como piedra angular del caso que fabricó la corte suprema en contra del presidente Uribe. A través de filtraciones parciales y de manipulaciones de la información, se hizo creer que allí Cadena había planteado un delito. Nada de ello ocurrió, razón por la que la juez de conocimiento que dirige la audiencia de preclusión no tendrá camino distinto que el de proceder en consecuencia y ponerle punto final al montaje que se hizo contra el presidente Uribe quien fue, sin lugar a dudas, víctima de un brutal entrampamiento en el que un exmagistrado de la sala penal de la corte suprema -Barceló- jugó un papel fundamental, reclutando a una exguerrillera -Deyanira Gómez- para que introdujera equipos de espionaje a la cárcel La Picota con el propósito de grabar ilegalmente al abogado Diego Cadena. Como lo hablado en la reunión no es violatorio de la ley penal colombiana, entonces Barceló y los suyos se dieron a la tarea de manipular las evidencias para estructurar un caso lleno de fantasías y mentiras. 

Así las cosas, quienes deberían estar sobre la silla de los acusados son los artífices de esa farsa, a saber: Monsalve, Deyanira Gómez, ‘Don Iván’, los magistrados que pusieron a la justicia colombiana al servicio de una vindicta política y, cómo no, los periodistas que durante largos años se han prestado para engañar a la opinión pública sirviendo de propagandistas de esa operación oprobiosa.

@IrreverentesCol

Publicado: agosto 2 de 2021