Ahora que debemos permanecer en nuestros hogares aprovechemos este tiempo que se nos da para meditar sobre la conversión que nos pide esta cuaresma y la Semana Santa que, por primera vez, nos tocará celebrar en nuestras casas.

El Señor no castiga ni con palo ni con rejo, nos decía nuestra madre, luego lo que hoy sucede no es un castigo, nos abre las puertas a la reflexión sobre como debemos cambiar nuestras vidas. Miremos estos mensajes que nos orientan.  

La señora María Esperanza de Bianchini Sierva de Dios en proceso de beatificación a quien se le aparecía la Santísima Virgen en Betania, Venezuela, santuario aprobado por la Iglesia Católica, predijo la conversión de toda la raza humana a su único Salvador, Jesucristo, cuando anunció: “Vendrá la conversión del mundo, todavía falta un poquito que pasar, no mucho tiempo, quizás habrá más sufrimientos, el rigor de la guerra y de tantas enfermedades que estamos pasando y que pasaremos, pero brillará la luz radiante de un sol de verdad y de justicia en el mundo y el amor resplandecerá. Algún día lo veremos o lo verán las generaciones nuevas”.    

Mensaje de la Virgen de Medjugorje: “Queridos hijos, Dios Padre me envía para mostraros el camino de su salvación, porque Él, hijos míos, desea salvaros y no condenaros. Por eso yo, como madre, os reúno a mi alrededor, porque con mi amor materno deseo ayudaros para que estéis libres de la suciedad del pasado y comencéis a vivir de nuevo y de manera diferente. Os llamo a que resucitéis a mi Hijo. Mediante la confesión de vuestros pecados, renunciéis a todo lo que os ha distanciado de mi Hijo y que ha hecho que vuestras vidas sean vacías e infructuosas. Decid Sí al Padre con vuestro corazón y poneos en camino de la salvación, a la que Él os ha llamado a través del Espíritu Santo. Gracias”    

El Rincón de Dios

“Se vienen días de mucha reflexión y de mensajes hermosos que irán llegando en el silencio. La vida nos ha obligado a recogernos y valorar lo que está con nosotros. Es hora de sanar, es el momento de valorar, pero sobre todo es importante despertar el amor. Seamos solidarios los unos con los otros y fortalezcámonos desde adentro, desde lo esencial. Si te sientes solo y quieres hablar o reírte con alguien, aquí estoy para ti así que no dudes en buscarme. Estoy para ti.” Federico Trujillo Uribe 

@rafuribe

Publicado: marzo 20 de 2020