Lo acaba de confirmar la ONU, pero desde hace muchos años se venía advirtiendo: las Farc no devolvieron a la totalidad de menores que tenían en sus filas.

El país aún recuerda la desfachatez con la que en su momento, el futuro senador-terrorista, alias Iván Márquez desde La Habana dio a entender que las Farc tenían niños porque la querrilla prestaba algo así como un servicio de guardería. En ese momento, Márquez aseveró que en todos sus frentes no había más de 15 menores, contradiciendo las cifras independientes que aseguran que los cabecillas de las Farc son responsables del reclutamiento forzado de por lo menos 3 mil niños.

En el Centro Democrático, la congresista por Antioquia Margarita Restrepo ha sido, sin duda alguna, la persona que más denuncias ha elevado en contra de las Farc por esta práctica. En diálogo con LOS IRREVERENTES, la parlamentaria se refirió al informe de las Naciones Unidas aseverando que “celebro que la ONU alce su voz a favor de los menores que las Farc nunca devolvieron. A lo largo del proceso de La Habana, indiqué que la desvinculación de menores debía ser efectiva, verificada y total. Desafortunadamente, el gobierno no quiso escuchar mis advertencias. Hoy tenemos confirmado, a través de la ONU, que la desvinculación de los niños no se hizo con ajuste a los protocolos internacionalmente establecidos”.

De acuerdo con la ONU, los terroristas de las Farc incurrieron en una práctica que en el pasado ha sido castigada por la justicia penal internacional: la desvinculación de menores a espaldas de las autoridades. “Para las Farc, la presencia de niños en sus filas era la prueba reina de la comisión de un crimen que es imprescriptible y que tampoco admite amnistía o indulto. Por eso, cuando inició la supuesta entrega de armas y la fase de normalización, alertamos sobre el manejo que se le estaba dando a los menores de edad. Valga recordar que el proceso de desvinculación de niños se hizo casi de forma clandestina, sin mayores controles ni verificaciones. El resultado es que los cabecillas de las Farc, en muchos casos, mandaron a los niños para sus casas, sin el conocimiento del gobierno y de los organismos de acompañamiento”, puntualizó la congresista Restrepo.

La representante a la Cámara antioqueña por el CD, Margarita Restrepo

Ahora, los observadores se preguntan cuáles serán las consecuencias del mal manejo de la desvinculación de los menores, no solo para los terroristas de las Farc, sino para los miembros del gobierno Santos que no asumieron ese proceso con la seriedad que correspondía.

Gracias a ese manejo desafortunado, nadie sabe a ciencia cierta cuál fue la serte que corrieron miles de niños, dónde se encuentran y si no fueron víctimas de desaparición.

Son muchos los casos de familias que no saben nada de sus hijos que fueron reclutados por las Farc, Nada se conoce de su suerte, razón por la que se teme que estos niños hayan sido asesinados y sus cuerpos desaparecidos.

Es hora de que el gobierno ponga la cara, explique con total transparencia cuál fue el protocolo empleado en la desvinculación de los menores en poder de la guerrilla y que el país sepa lo que realmente sucedió. Así mismo, no puede perderse de perspectiva que los responsables de este delito, las Farc, temprano o tarde deberán acudir ante la justicia. “Si en Colombia les garantizan la impunidad por el reclutamiento de menores, quiero recordar que la corte penal internacional considera el reclutamiento de menores como un crimen que debe ser investigado de manera prioritaria. Y tal ha sido el compromiso de aquel tribunal con el castigo de esa conducta, que hoy en día hay criminales de guerra que purgan largas condenas impuestas por la CPI, precisamente, por el reclutamiento y esclavización de menores de edad”, puntualizó la parlamentaria Margarita Restrepo.

@IrreverentesCol

Publicado: marzo 21 de 2018