En el contexto internacional, la noticia más relevante de la semana anterior consistió en el tercer discurso de Donald Trump, Estado de la Unión, a la par del juicio político que se llevaba en su contra por parte de la representante a la Cámara Baja por el Partido Demócrata, Nancy Pelosi.

Bien, podríamos traer a colación, para la presente columna de opinión, aquel refrán romano que sostiene que la mujer del César no solamente debe ser su mujer, sino parecer.

El caso de Donald Trump, bien podría ser el fiel reflejo de lo anteriormente expuesto.

Un político no solamente debe ser político, sino parecerlo.

Una de las ventajas sobresalientes que Trump posee como político es, precisamente, que es coherente entre lo que siente, piensa y dice, fijando posiciones claras sobre temas sensibles. No solamente fija posiciones claras y concretas, cumple lo que promete.

Su discurso político está siempre cargado de emoción mirando fijamente a los ojos utilizando adjetivos calificativos que destrozan a su oponente, contrincante.

A su vez, los demócratas, en cabeza de la representante demócrata Pelosi, quienes a lo único que se dedican es a torpedear su gestión, The Do Nothing como lo llama Trump, a cada instante, desde el mismo momento de su posesión, mejor desde antes de posesionarse.

Algunos analistas, comentaristas, luego de su discurso a la Nación, consideran que no es más que una muestra de la polarización en la que se encuentran los norteamericanos desde que apareció Trump en el firmamento político.

Polarización que no se vislumbra cuando su  imagen positiva es superior al 60% en promedio durante todo su mandato.

Sus resultados se encuentran a la vista.

La economía está de la mejor forma: pleno empleo con la creación de más de 7 millones de puestos de trabajo por encima de lo proyectado, las familias mejoran la calidad de vida, reducción de los déficits comercial y fiscal, acuerdos comerciales renovados con China, Canadá y México, desempleo femenino el más bajo en los últimos 70 años, las mujeres ocuparon el 72% de las plazas de trabajo.

La política exterior fortalecida: las fronteras seguras, el orgullo patrio restaurado. En un mensaje claro y concreto Trump comentó que los terroristas nunca escaparán a la justicia norteamericana: “Si atacas a nuestros ciudadanos, perderás tu vida”.

El punto más sobresaliente en este contexto entregando un mensaje claro a la dictadura del régimen corrupto y amoral de Maduro, dedicándole la mención de honor la presidente interino de Venezuela, el ingeniero José Guaidó, ovación de pie durante más de un minuto.

“Maduro es un tirano que tortura a su gente, pero se romperá”, comentó Trump.

Un punto sensible de su política exterior consiste en la ofensiva en contra del terrorismo de ISIS, Estado islámico, otros movimientos, adicional a la muerte del alto general iraní Soleimani, quien fuera el carnicero más despiadado del régimen iraní asesinando y torturando a militares estadounidenses.

Quedando pendiente el conflicto con Corea del Norte, el cual pareciera que por momentos se saliera del rebaño, pero con lo sucedido en Irak, el mensaje es claro para Kim. O te ajustas a mis reglas o ya sabes lo que te pasará.

Quedando pendiente el tema de las Farc.

¿Se presentará un evento similar al del general iraquí?

En el tema de la salud, el Medicare, asunto cuestionado permanente por el candidato demócrata Bernie Sanders, comentó que “no permitiremos que el socialismo acabe con nuestra atención médica”.

Hablando de la salud, Trump, días antes de su discurso ante la Nación, se presentó en la marcha a favor de la vida con lleno total hasta el obelisco en Washington fijando una clara posición frente al tema en defensa de la vida en contra del aborto.

Cuando pensábamos que la opereta había terminado, la Pelosi sacó sus garras bien afiladas rompiendo delante de cámaras  el discurso de Trump, quedando en evidencia su debilidad.

Considero, contrario a lo que siguieren los medios de comunicación norteamericanos, que la sociedad está dividida y polarizada, que frente a Trump la mayoría de los norteamericanos se encuentra de su lado.

Porque en el fondo, creería que ningún individuo desea algo diferente a lo que está viviendo en medio de una Nación que recuperó su orgullo patrio a nivel interno y externo.

Qué desdibujado se encuentra el partido demócrata.

Ese partido forjador de grandes hombres, se convirtió en cabeza de Pelosi en esa izquierda carnívora que tanto daño siembra en América Latina.

¿Estarán cavando su propia tumba?

Por lo pronto, Trump camino a la reelección.

Puntilla: Mientras tanto, Aida Merlano dice que no se escapó, que estuvo secuestrada. Los medios de comunicación colombianos felices con el circo montado desde Venezuela. ¿El atentado al Club el Nogal? Bien, gracias.

@RaGomezMar

Publicado: febrero 11 de 2020