Algunos románticos esperan que la salida de la crisis en Venezuela sea el diálogo, sin embargo ignoran que eso ya se dio y fue un fracaso porque la dictadura tiene unos intereses que son básicamente permanecer indefinidamente en el poder. El país vecino es una narco dictadura y la cúpula tiene muy claro que tienen dos opciones: 1). Quedarse en el poder 2). Terminar en una cárcel en los Estados Unidos.

Venezuela enfrenta una de las dictaduras más sanguinarias de los últimos tiempos en la región. Durante todos estos días el valeroso pueblo venezolano se ha enfrentado ante las fuerzas del régimen y las consecuencias han sido nefastas. Sin embargo se logró algo y fue el hecho que la comunidad internacional pusiera los ojos sobre el pueblo venezolano después de muchísimos años.

Además de lo anterior y en un intento desesperado para mantenerse en el poder impusieron una Asamblea Nacional Constituyente viciada y que además fue elegida de manera fraudulenta, pues la propia empresa encargada de contar los votos denunció que la diferencia entre la cantidad de votos enunciada y la que arrojó el sistema fue de al menos un millón de votos.

Esa Asamblea Nacional tiene más poder que cualquier organismo e incluso que el propio Maduro.  Así vemos que el fin de semana pasado, destituyeron a la propia Fiscal, una persona que puso en evidencia algunas violaciones de derechos humanos por parte de la dictadura criminal de Maduro.

Vemos que la dictadura se ha apoderado de todos los espacios y que Venezuela se convierte lentamente en otra Cuba. Sin embargo algunos plantean la posibilidad de diálogo. ¿Cómo dialogar con una dictadura que se ha impuesto sobre la voluntad de millones de venezolanos que quieren cambio? ¿Cómo dialogar con una dictadura asesina que ha matado decenas de jóvenes venezolanos? ¿Cómo dialogar con aquellos que han torturado a miles de jóvenes y violado niñas? ¿Cómo dialogar con aquellos que se aprovecharon de la buena fe de los venezolanos y que utilizaron las conversaciones pasadas para armar a esas fuerzas militares que hoy asesinan al pueblo? ¿Cómo dialogar con aquellos que no van salir del poder porque saben las consecuencias nefastas que eso les traería?

El camino para salir de la dictadura es la calle, acompañada de la presión internacional. Una vía difícil y que sin duda va a traer muertos, pero un camino menos sangriento de lo que significaría 10 o 20 años de dictadura.  La otra opción a saber es la insurrección militar apoyada por la resistencia; algo que es factible y que se vio con los hechos ocurridos el fin de semana y ejecutados por Juan Carlos Caguaripano Scott.

También es bienvenida una operación parecida a la de Noriega; en la medida que Venezuela  es una narco dictadura al igual que lo que pasaba en Panamá por aquella época de los 80’s.

No abandonemos a Venezuela. Ser indiferentes es ser cómplices.

@josecuellob

Publicado: agosto 10 de 2017