Hace unos días comenzó a circular en redes una noticia falsa en la que el abogado Abelardo de la Espriella le había robado a David Murcia Guzmán (el cerebro de la pirámide de DMG) la “módica” suma de 470 millones de dólares. La noticia se originó en una página web mexicana llamada pusociudadano.org y fue recogida por usuarios de redes incluyendo a periodistas a los que se les olvidó, voluntaria o involuntariamente, su obligación de verificar la información.

Como el abogado De la Espriella ha adquirido la calidad de personaje público por el alto perfil de los casos que ha llevado en su mayoría exitosamente y por expresar su opinión en temas políticos de alta sensibilidad como el Proceso de Paz y la JEP, esa falsa noticia, o fake news, corrió como pólvora con la ayuda de sus malquerientes.  

Esos mismos irresponsables montaron una tendencia en Twitter con el numeral “la fortuna de Abelardo” para sugerir que el origen de su fortuna es ilícito y de paso mofarse comparándolo con delincuentes como Jenny Ambuila así como hizo la periodista Camila Zuluaga en un trino en el que escribió, en una gramática deplorable, “Las fotos de Jenny Ambuila en su Lambourghini no les parecen igualitas a las fotos y excentricidades que muestra el abogado Abelardo de la Espriella en sus redes sociales?”

Como De la Espriella no ha ocultado su afiliación ideológica al uribismo, también aprovecharon para lanzarle zarpazos como este de la cuenta @politibatman que dijo: “Qué pensarán los uribistas que perdieron la plata en DMG y llevan años defendiendo a Abelardito porque es el mejor abogado del mundo duélale a quien le duela? Será que al saber que sus ahorros terminaron en los bolsillos del abogaducho recuperan algo de integridad?” Otros resentidos aprovecharon para sacar a relucir la xenofobia hacia los costeños como la cuenta @djrezs que dijo: “Y así fue como conseguí la plata para grabar mi corronchópera.”

En fin, entre la noticia de la página web pirata, la difusión de periodistas como Julián F. Martínez y el ataque de las cuentas bodegueras de la izquierda, sembraron, por decir lo menos, la duda acerca del origen del dinero que Abelardo De la Espriella ha logrado acumular durante sus años de vida profesional y comercial.

Con la globalización de la información lo bueno y lo malo está disponible para el público en general a nivel mundial con una simple búsqueda por internet. Así vemos que si una persona, por ejemplo, en Dubai quisiera hacer negocios en Colombia y requiere de la asesoría legal pertinente lo más probable es que haga una búsqueda por internet. El resultado de esa búsqueda será determinante para escoger al mejor profesional, y en el caso específico en cuestión, la información falsa que regaron de manera maliciosa aparecerá y podría ser una causal para que lo descarten. El daño está hecho y de verdad que es irreparable como muy bien lo expresó el periodista Martínez en su trino de esta semana en el que dijo: “De forma pública le digo al abogado @DELAESPRIELLAE que le ofrezco disculpas por haber difundido en Twitter una noticia falsa sobre él a la que yo le creí. Sé que el impacto del trino le hizo daño a su imagen y eso es irreparable.”

El trino de Julián F. Martínez, dándole crédito a la noticia falsa del portal pirata mexicano, tuvo más de 5.000 retweets, es decir fue replicada por más de 5.000 personas. En efecto lo que eso quiere decir es que más de 200.000 personas lo vieron. Eso solo a nivel de Twitter porque los pantallazos o los links compartidos en otras redes como Facebook o Whatsapp son imposibles de contabilizar. Sin embargo, el trino de Martínez ofreciendo disculpas solo ha tenido hasta el momento en que escribo este artículo 235 retweets. Seguramente porque a la gente le interesa más el escándalo y hacer daño que rectificar.

Al abogado De la Espriella solo me resta decirle que cuenta con la solidaridad de muchos y que siga por el camino que viene. Dar el ejemplo de que se puede tener una vida feliz y fantástica como fruto del trabajo es lo que necesita nuestra juventud acostumbrada a ver como se premia a los delincuentes.

@ANIABELLO_R

Publicado: mayo 10 de 2019