La aprobación en primer debate del Plan Nacional de Desarrollo fue un verdadero viacrucis. Después de 45 días de extensas discusiones técnicas sobre la estructuración del articulado y la viabilidad del Plan Plurianual de Inversiones, los ponentes, después de jornadas de más de 12 horas diarias y de estudiar más de 3.300 proposiciones, lograron construir la ponencia que estaba lista para ser discutida.

Sin embargo, a la hora de sesionar la conformación del quorum decisorio en la Comisión Tercera del Senado fue un verdadero martirio tanto para las Comisiones Económicas como para el Gobierno. Esto, debido a que el anuncio de Cambio Radical de no votar el PND junto con la decisión de un grupo de parlamentarios de ausentarse para presionar (por no decir extorsionar) al Presidente eliminaban la posibilidad de poder tomar decisión alguna.

Por esa razón, se cayó la sesión del jueves y la de viernes estuvo a escasos 5 minutos de tener el mismo final. No obstante, cuando todo se veía perdido y parecía que el Gobierno tendría que expedir el Plan Nacional por Decreto (lo cual eliminaba todas las modificaciones hechas al texto por el Congreso) los miembros de la Casa Char ingresaron al Salón Elíptico para conformar el quorum necesario y darle oxigeno al proyecto para que no se hundiera.

Este acto, que pareciera menor e insignificante para algunos, deja al descubierto una crisis al interior de Cambio Radical que ha estado en el ambiente durante los últimos meses y que podría haberse profundizado. En efecto, el pulso que se vive adentro de esa colectividad entre los miembros de la Casa Char y Vargas Lleras parece haber vivido uno de los momentos más fuertes la semana pasada, dado que el apoyo de estos parlamentarios al Gobierno implica un desconocimiento total de los lineamientos del ex VicePresidente.

¿Acaso perdió Vargas el manejo sobre los miembros de su partido? ¿La proyección presidencial de Alex Char está opacando la larga -y desgastada- carrera de Lleras? ¿Seguirá acompañando la Casa Char la agenda del Gobierno? ¿Ve más productivo este grupo de parlamentarios un acercamiento con el Presidente de cara a futuras elecciones que seguir bajo la sombra de Vargas?

Como tal, nadie puede negar el liderazgo ni la capacidad de ejecución de Vargas Lleras. De hecho, su presencia activa en la política fortalece el debate y el necesario disenso de opinión, sobretodo por la amplia experiencia que posee en el sector público. Sin embargo, los errores del pasado y el haber sido el segundo al mando del Gobierno Santos desgastaron su imagen y lo privaron de portar la banda presidencial que en algún momento pareciera haber estado confeccionada a su medida.

Ahora que él no tiene bajo su brazo la chequera de las carteras del Gobierno que Santos le entregó a cambio del apoyo a su reelección, el panorama parece ser totalmente diferente. La obediencia absoluta a sus directrices que se veía en el pasado se observa cada vez más escasa, al tiempo que emergen nuevos liderazgos que pueden abrir la puerta a cambios radicales.

El fuerte choque de poderes entre los Char, reyes absolutos de la costa, y la jerarquía bogotana de Lleras puede ponerlos en aprietos a ambos, pero también puede significar la estocada de los primeros al segundo ¿Será este el comienzo del fin de la era Vargas Lleras?

@LuisFerCruz12

Publicado: marzo 27 de 2019