Perdomo hace campaña para la Procuraduría puestos y sus buenos oficios ante la Corte Suprema, juez de los Senadores electores.

Para utilizar un término de la hípica, la carrera por la Procuraduría General de la Nación ha entrado en tierra derecha. Esta semana el Senado de la República votará por el reemplazo de Alejandro Ordóñez. Quien resulte elegido asumirá el ministerio Público a partir de enero del año entrante.

Tan pronto fue ternado por la Corte Suprema de Justicia, el doctor Jorge Fernando Perdomo empezó a figurar como el más seguro ganador por cuenta del respaldo que tenía en ese momento del expresidente Gaviria quien para la fecha fungía como jefe de campaña del SÍ en el plebiscito. Así mismo, destacados sectores de la denominada unidad nacional veían con muy buenos ojos la aspiración del exvicefiscal general de la Nación.

Al hecho de que Perdomo es un candidato que les garantizaría una importante cuota burocrática en la Procuraduría General de la Nación se sumaba un elemento fundamental: sus muy estrechas relaciones con la Corte Suprema de Justicia en general y con la sala penal de ese tribunal en particular.

El juez natural de los congresistas es la Corte Suprema. Todas las denuncias de tipo penal que se formulen contra un Senador o Representante a la Cámara son avocadas por la sala penal del máximo tribunal colombiano.

Más importante que una representación burocrática en la Procuraduría, para muchos senadores resulta fundamental que las investigaciones penales que cursan en su contra en la Corte no avances pues aquello, como es natural, truncaría sus carreras políticas.

Consciente de ello, Perdomo empezó su campaña ofreciendo puestos en la Procuraduría y sus buenos oficios ante la sala penal de corte. En los pasillos del Capitolio se hablaba del “combo Perdomo” que contenía participación burocrática y garantías de impunidad en la Corte Suprema de Justicia.

Un senador del partido de La U que conversó con LOS IRREVERENTES y que pidió mantener su nombre bajo la más estricta reserva le confirmó a este portal que en efecto el exvicefiscal Perdomo abordó a algunos senadores con investigaciones en la Corte Suprema para ofrecerles todo su respaldo frente a las mismas si ellos, a cambio, lo apoyaban en su aspiración de ser el próximo Procurador General de la Nación.

La oferta resultaba en extremo atractiva y aquello, en buena medida explica porqué al comienzo todos daban como seguro ganador al otrora segundo de a bordo del cuestionado Eduardo Montealegre.

En días pasados la sala penal de la Corte Suprema de Justicia le remitió a LOS IRREVERENTES un listado actualizado en el que aparecen los senadores que actualmente tienen investigaciones penales en dicha célula.

Al leer el documento proveído por el tribunal brota una inquietante coincidencia entre los nombres de los senadores que estuvieron más activos en la campaña a favor de Perdomo y el número de investigaciones penales que cursan en contra suya en la Corte Suprema de Justicia.

Como se nota en la infografía, los senadores Hernán Andrade, Álvaro Ashton, Roy Barreras, Armando Benedetti, Musa Besaile, Bernardo Miguel Elías alias “Ñoño”, Milton Rodríguez, Carlos Enrique Soto y Rodrigo Villalba, todos ellos tienen múltiples procesos en la sala penal de la Corte Suprema de Justicia.

infografia-investigaciones

La candidatura de Perdomo, con el paso de los días se ha ido desinflando. Las revelaciones de este portal sobre las inconsistencias y posibles falsedades en su hoja de vida (puede leer “Certificaciones marca ACME“), sumadas a los escándalos que ha protagonizado por cuenta de su descontrol con las bebidas alcohólicas han marchitado su aspiración (puede leer “La amenaza de Perdomo”) al punto de que hoy los senadores que al principio lo apoyaban, están con Carrillo, voltereta que también dio el expresidente Gaviria que ahora funge como jefe de campaña en la sombra de Carrillo.

Aquello no significa que sea un candidato sin posibilidades pues al margen de los reparos frente a su comportamiento o las sospechas que despierta la forma como él acostumbra manejar la nómina y el presupuesto oficial, a la hora de la verdad para muchos senadores que de una u otra forma tengan temor de lo que les pueda suceder en la Corte Suprema de Justicia verán en el “combo Perdomo” una estupenda alternativa porque votando por él asegurarían una interesante tajada burocrática en la Procuraduría General de la Nación y la garantía de que en la Corte Suprema de Justicia se les va a tratar con “cariño”.

@IrreverentesCol