Evaluación de la DEA confirma que las Farc siguen siendo el segundo cartel colombiano más grande de tráfico de cocaína.

Acaba de salir la evaluación anual de la DEA sobre la amenaza del narcotráfico. Se trata de una medición muy completa que hace la agencia antidrogas estadounidense sobre la situación de las drogas ilícitas en aquel país.

A lo largo del informe, que fue preparado por la sección de inteligencia estratégica de la DEA, queda de manifiesto que los países de origen de las más peligrosas organizaciones criminales transnacionales son México, Colombia y República Dominicana.

Cabecillas de las Farc que manejan el negocio del narcotráfico

Los capos de las Farc

Respecto de nuestro país, para la DEA las dos estructuras más poderosas en el tráfico de estupefacientes son el denominado Clan del Golfo, liderado por alias Otoniel, Nicolás y Gavilán y las Farc cuyos líderes en materia de tráfico de drogas son José Benito Cabrera, alias Fabián Ramírez, Milton Toncel, alias Joaquín Gómez y Jaime Alberto Parra, alias Mauricio Jaramillo.

En el informe, la DEA asevera que “durante las negociaciones de paz se exacerbó el problema de los cultivos ilícitos de coca. Algunos elementos de las Farc, presionaron a los cultivadores de coca para que plantaran más…Adicionalmente, el gobierno de Colombia redujo las operaciones de erradicación en las zonas controladas por las Farc para evitar confrontaciones durante las negociaciones de paz”.

En la página 88 del reporte, así mismo, se aseveró que  “en enero de 2017, la oficina de la DEA en Miami, reportó un incremento significativo de cocaína colombiana despachada en los 4 meses anteriores a través de rutas por el mar Pacífico…Organizaciones de tráfico de cocaína que operan en áreas con una presencia significativa de miembros o exmiembros de las Farc intentaron despachar la mayor cantidad de producto antes de que empezara a implementarse el acuerdo de paz”.

Aquella afirmación de la DEA, demuestra que después de la firma del acuerdo, que tuvo lugar en noviembre del año pasado, las Farc continuaron traficando estupefacientes hacia los Estados Unidos y para la agencia antinarcóticos no es del todo claro que esa organización deje de hacerlo. En el reporte, se lee que “los evaluadores de la DEA en Colombia aseguran que los cultivos de coca aumentarán en el año 2017”. Igualmente, se puntualiza que “son inciertas las implicaciones a largo plazo del acuerdo de paz, respecto del tráfico de cocaína colombiana”.

Mientras Santos insiste en amnistiar a los cabecillas de las Farc por el delito de narcotráfico y garantizarles que no serán extraditados hacia los Estados Unidos, ese país sigue acumulando evidencias contra los integrantes de esa estructura terrorista y mafiosa que continúan involucrados de lleno en el tráfico de cocaína.

@IrreverentesCol

Publicado: octubre 25 de 2017