El pasado jueves 14 de enero el Gobierno Nacional firmó el Pacto Territorial Cesar-La Guajira que le permite a estos dos departamentos, otrora integrantes del ‘Magdalena Grande’, acceder a inversiones por monto de $4,4 billones, con lo que se impulsa su reactivación económica.

La suscripción de este acuerdo se hizo en presencia del presidente Iván Duque Márquez; el director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Luis Alberto Rodríguez; los gobernadores del Cesar, Luis Alberto Monsalvo y el gobernador de La Guajira, Nemesio Roys; entre otros.

El Pacto Funcional Cesar-La Guajira permite la ejecución, en los dos departamentos, de más de 70 proyectos de alto impacto en los sectores de transporte, vivienda, educación, agua potable, salud, seguridad, cultura, agricultura, energía, comercio, deporte y desarrollo digital.

La principal apuesta de este Pacto Territorial es acelerar, mediante las inversiones previstas, la generación de empleo y el crecimiento económico del Cesar y La Guajira, al igual que mejorar la infraestructura social que reduzca la inequidad de una pobreza que supera el 40 %.

Esta noticia fue recibida por todos los magdalenenses con envidia de la sana porque por culpa de la arrogancia, la prepotencia, la incapacidad y la egolatría de Carlos Caicedo, jefe del Clan Caicedo; nuestro Departamento quedó por fuera de esta iniciativa de la Nación.

Lo consigné en mi columna de la semana pasada: ‘A las patadas’, nada logrará Caicedo con el Gobierno Nacional. Su condición personal no le permite al funesto gobernador del Magdalena trabajar con el presidente Duque, con todo y que este, ha dado muestras de querer hacerlo.

Si el Magdalena tuviera un gobernador que le importara más la gente que la politiquería y el populismo, hubiera entrado en el Pacto Funcional y ya estaríamos recibiendo billonarios recursos para atender lo retos que aún persisten en inversión social y reactivación económica.

Le insisto presidente Duque: abrace a los alcaldes y firme con ellos un Pacto en donde todos hagan su aporte. Si el gobernador no quiere trabajar con usted, los alcaldes sí. Mientras Caicedo no cambie su actitud y forma de gobernar, Santa Marta y Magdalena seguirán rezagadas.

@LuisMiguelCotes

Publicado: enero 21 de 2021