Así operaba la banda que se robó miles de millones de pesos y que estaría vinculada con el senador Benedetti.

Recientemente LOS IRREVERENTES publicaron en primicia que uno de los implicados en el desfalco a la educación en el departamento de Córdoba, el abogado Álvaro Burgos del Toro quien está perfeccionando un principio de oportunidad con la Fiscalía General de la Nación, en una de sus declaraciones rendidas ante el órgano investigador delató al senador Armando Benedetti Avellaneda quien, según él, habría exigido el 20% del dinero que le fue robado al magisterio en el departamento de Córdoba. (Puede leer “Involucran a Armando Benedetti con desfalco a la educación”).

Pero, ¿cómo pudo participar el senador Benedetti, destacado miembro de la bancada de gobierno y del partido de La U en ese crimen por el que hay más de una docena de detenidos y una juez de la República se encuentra huyendo de la justicia?

De acuerdo con la investigación que ha sido liderada por el implacable fiscal Alfredo Parada, un grupo de abogados durante más de 4 años se dedicó a presentar ante un juzgado civil de Lorica, Córdoba,  falsas demandas ejecutivas laborales contra el Fondo de Prestaciones Sociales del Magisterio.

El dinero del Fondo de Prestaciones Sociales del Magisterio es administrado por Fiduprevisora, empresa industrial y comercial del Estado adscrita al ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Así, cuando se presentaba una demanda ante el juzgado de Lorica contra el Fondo de Prestaciones del magisterio, éste le delegaba su representación a Fiduprevisora.

Y ahí empieza a aparecer el nombre del senador Armando Benedetti quien desde hace muchos años tiene control burocrático sobre Fiduprevisora, hecho que él ha negado sistemáticamente.

Coincidentemente, con ocasión de las demandas ejecutivas laborales, Fiduprevisora designó al abogado Guillermo Rhenals Nova como su abogado. Tres personas cercanas a la investigación confirman que el abogado Rhenals era recomendado político del senador Benedetti.

Rhenals, en su condición de abogado, de manera irregular conciliaba en los procesos que se adelantaban en el juzgado de la doctora Isabel Montes, sin ejercer de manera leal y responsable su papel de velar por los intereses del magisterio y de la Fiduprevisora. Por esa razón, el abogado Rhenals se encuentra privado de la libertad y en su momento fue sancionado por la sala disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, ente que lo encontró responsable de haber “celebrado de manera arbitraria cinco conciliaciones para otorgar pensiones vitalicias a extrabajadores oficiales sin tener facultades para ello”. En criterio de la judicatura, las faltas de Rhenals “fueron cometidas con dolo por cuanto el profesional del derecho como abogado que es, conoce los deberes impuestos por el ejercicio de la abogacía, sabía que a sus representados les asistía interés en las resultas del proceso y en consecuencia, en el estado del mismo, así como en las diferentes actuaciones que allí se surtieran, no obstante, el togado incurrió en los comportamientos descritos siendo su voluntad actuar de la forma reprochada”.

LOS IRREVERENTES pudieron confirmar que el abogado Rhenals también está colaborando con la justicia, razón por la que hasta ahora ha declarado en contra del exvicepresidente de la Fiduprevisora Jorge Peralta, la exjuez de Lorica Isabel Montes y dos personas más, también allegadas políticamente con el senador Benedetti.

Peralta, quien según Álvaro Burgos fue la persona delegada por Benedetti de recibir miles de millones de pesos en efectivo que él habría exigido a cambio de garantizar que Fiduprevisora facilitara el desfalco en cuestión, no ha declarado contra el congresista de La U, pero no se descarta que acceda a hacerlo, según lo informó a este portal una persona vinculada con el caso.

Respecto de la juez Isabel Montes, contra quien se ha proferido orden de captura internacional y se ha oficiado a la oficina central de Interpol en la ciudad de Lyon, Francia, con el fin de que se libre en su contra la respectiva circular roja se encuentra escondida en Panamá. Otra coincidencia que juega en contra del senador Benedetti puesto que su hermana, la exconcejal Ángela Benedetti es embajadora de Colombia en aquel país.

Será la sala penal de la Corte Suprema de Justicia la que aclare este espinoso asunto y resuelva si el testimonio proveído por el abogado Álvaro Burgos del Toro, al que la Fiscalía General de la Nación le ha dado toda la credibilidad, es suficientemente sólido para que sirva como prueba para iniciar un proceso penal contra el congresista Armando Benedetti Avellaneda, uno de los hombres más poderosos del Congreso de la República por su cercanía al presidente Juan Manuel Santos Calderón.

@IrreverentesCol

Publicado: Noviembre 24 de 2016