El falso testigo, Juan Guillermo Monsalve, que ha convertido su centro de reclusión en una vergonzosa réplica de La Catedral de Pablo Escobar, desde siempre ha estado rodeado de lujos y comodidades, gracias a las prebendas que ha recibido de manos del senador comunista y valido de las Farc, Iván Cepeda. 

Hace algunos meses, el abogado del presidente Uribe, Diego Cadena, reveló públicamente que Monsalve le había confesado que Iván Cepeda era el encargado de que se le permitiera tener teléfono celular, televisión con Direct TV y otros lujos inadmisibles para un preso. 

Nadie quiso atender la denuncia de Diego Cadena, la cual ha quedado confirmada en las últimas horas, luego del allanamiento que el INPEC realizó a la celda en la que se encuentra Monsalve. 

Se ha establecido que ese criminal, así mismo, tenía acceso a redes sociales e igualmente, LOS IRREVERENTES han podido confirmar con una alta fuente de la Policía Nacional que existen serios indicios de que desde la cárcel La Picota, el falso testigo Juan Guillermo Monsalve estaría involucrado en casos de extorsión y otros delitos, gracias a la facilidad que tiene para comunicarse con el exterior. En las próximas horas, el país conocerá resultados concretos de aquellas pesquisas que adelantan las autoridades. 

Dada la gravedad de la situación, es fundamental que se esclarezca, cuanto antes, quién autorizó al senador Iván Cepeda para que hiciera entrega de los aparatos electrónicos y las botellas de licor que estaban en poder de Monsalve, y se determine el origen de las abultadas sumas de dinero que mueve el falso testigo contra el presidente Uribe, según lo han confirmado múltiples testigos. 

Es claro que los televisores, computadores, teléfonos y botellas de licor que le fueron encontrados a ese delincuente, no cayeron del cielo. Alguien los compró y alguien, a través de maniobras corruptas, los hizo entrar al complejo carcelario en el que se encuentra el bandido que ha mentido sistemáticamente en el proceso temerario que la corte suprema adelanta en contra del exmandatario Uribe Vélez. 

Y en ese punto, todos los ojos deben apuntar a quien el propio Monsalve ha delatado: Iván Cepeda. Existen antecedentes comprobados de que una ONG de extrema izquierda, el denominado Comité de solidaridad con los presos políticos­, organización íntimamente ligada a Cepeda, le ha entregado dinero a la familia de Juan Guillermo Monsalve. 

Así las cosas, corresponde que de manera urgente, las autoridades inicien las respectivas investigaciones y mientras éstas se surten, el gobierno tiene el deber de enviar a Juan Guillermo Monsalve a una prisión de máxima seguridad, que no esté al alcance de la mano corruptora de Iván Cepeda Castro. 

@IrreverentesCol

Publicado: enero 7 de 2020