Por estos días en los que la Universidad Autónoma del Caribe ha vuelto a estar en el ojo del huracán por cuenta de la renuncia de su rector, en la ciudad de Barranquilla se ha recordado el accidentado y muy cuestionado paso de la exbailarina exótica, Silvia Gette por la rectoría de ese claustro académico y los hechos por los que ella hoy se encuentra privada de la libertad.

Conocedores del caso de Silvia Gette le han pedido a los jueces resultados rápidos, pues no son pocos los que esperan que se haga justicia frente al asesinato del ganadero Fernando Cepeda.

Hace pocas semanas, el consejo superior de la judicatura confirmó que el abogado de la señora Gette, el corrupto abogado Arcadio Martínez sí intentó manipular a los exparamilitares que declararon que Gette ordenó el asesinato de Cepeda.

En criterio de la judicatura, “el acto fraudulento en que incurrió el abogado Arcadio Tobías Martínez Pumarejo, consistió en haber ingresado el 18 de enero de 2013 al establecimiento carcelario La Picota, con el único fin de sobornar al señor Édgar Ignacio Fierro Flórez, privado dela libertad bajo la ley de Justicia y Paz, para que cambiara su declaración, pues erala persona que había declarado en contra de la señora Silvia Gette en el proceso de homicidio del señor Fernando Cepeda, y refirió que en calidad de comandante del frente José Pablo Díaz de las autodefensas, tuvo conocimiento de que Silvia Gette estaba ofreciendo ciento cincuenta millones, para ejecutar a Fernando Cepeda”.

Esa conclusión despeja cualquier duda: Silvia Gette mandó a matar a Cepeda. Cuando el testigo reveló la información, puso a su abogado corrupto a que sobornara al declarante para que se retractara de lo dicho.

El abogado fue capturado y condenado por ese soborno y, además, expulsado de por vida del ejercicio profesional de abogado.

A pesar de que todo está perfectamente claro, la justicia continúa sin emitir la sentencia condenatoria contra la señora Gette. ¿A pesar de estar privada de la libertad en su suntuoso apartamento, ella continúa manejando importantes hilos de poder en Barranquilla? La respuesta parece ser afirmativa, pues existen indicios de que ella, por ejemplo, sigue teniendo el control sobre uno de los sindicatos de la universidad Autónoma y su abogado Martínez, a pesar de haber sido inhabilitado para ejercer la profesión, continúa presentándose como profesional del derecho.

No está de más que en este momento en que el gobierno ha resuelto intervenir a la Autónoma para efectos de revisar los manejos administrativos de ese claustro durante los últimos años, indague por los movimientos de la señora Gette y de su abogado, el inhabilitado Arcadio Martínez a quien parece no importarle mucho las sanciones y condenas que le han sido impuestas por la administración de justicia, esa misma que lo echó del ejercicio de la profesión como abogado.

@IrreverentesCol

Publicado: marzo 6 de 2018