Después de conocer que Colombia, no solamente es el primer país productor de coca en la actualidad sino también de ser uno de los principales países consumidores de cocaína, entra la preocupación inevitable de los efectos que ello traerá para nuestra población.

Revisando la historia y lo que ha padecido EEUU, como el primer país consumidor de esta sustancia a nivel mundial, se evidencian varios problemas que serán frecuentes en nuestro país de no tomarse las medidas de control pertinentes.

Se hizo popular la cocaína en EEUU por los trabajadores que la utilizaban como un estimulante para aumentar la productividad. Por esta razón a menudo era proporcionada por los empleadores a los trabajadores afroamericanos, ya que muchos empresarios creían que la cocaína incrementaba la resistencia física para ejecutar trabajos forzados.

La cocaína adquirió rápidamente la connotación de ser peligrosa. En el año 1897 se aprobó un proyecto de ley que controlaba la venta de cocaína en la industria de la minería en el estado de Colorado.

Por ser más barata que el alcohol empezó a ser consumida principalmente por personas de bajos recursos del norte de EEUU y poco a poco fue siendo más popular, principalmente en las comunidades afroamericanas lo que llevó a graves connotaciones raciales.

En la Ley Harrison de Narcóticos de 1914 se configuró un régimen de regulación y concesión de licencias al consumo de cocaína. Hasta 1922  la Ley Jones Miller puso graves restricciones a la producción de cocaína.

Todo lo anterior se estableció por los efectos que produjo la cocaína, ya que se evidenciaba el incremento de violencia tanto doméstica como callejera, incremento de homicidios y muertes como consecuencia del consumo de esta sustancia, llevando al individuo a tener  una exaltación del estado de ánimo, prepotencia, ausencia de cansancio, sueño y hambre. Frecuentemente se produce inquietud y angustia. Todo lo anterior seguido de cansancio y apatía, así como una conducta impulsiva y agresiva. Además de presentarse múltiples cambios a nivel físico, lesionando el sistema neurológico y cardíaco.

El consumo de cocaína es un problema de impacto múltiple, cuyas consecuencias negativas afectan no solo a la persona, sino a su familia y su trabajo. El consumo de sustancias psicoactivas es un problema social que afecta a todos directa o indirectamente.

Cada vez se establecen más controles y medidas de prevención del consumo de cocaína en EEUU. Por ser un fenómeno dinámico e impredecible, en Colombia con la alerta de este incremento, deben iniciarse sin demora todas las normas de prevención de consumo de sustancias psicoactivas, no solo cocaína.

Es de vital importancia que el gobierno nacional inicie la erradicación de cultivos ilícitos con glifosato, compuesto que no tiene comprobado su potencial cancerígeno. No es viable, para tener éxito, continuar con la erradicación manual de coca.

@IrreverentesCol

Publicado: marzo 20 de 2017