El contralor General de la República, Felipe Córdoba, le dio un demoledor golpe a la corrupción, al dejar en firme la sanción de más de $91 mil millones de pesos contra la intervenida Saludcoop y otros miles de millones más -cerca de $31 mil- contra los superintendentes de Salud de Juan Manuel Santos, Conrado Gómez y Gustavo Morales Cobo, quienes fueron hallados responsables de haber ordenado el pago de operaciones no autorizadas, con ocasión de la intervención estatal de esa EPS. 

Además de Saludcoop, empresa que deberá cancelar los $91 mil millones de pesos, Conrado Gómez deberá pagar individualmente $9900 millones de pesos y el exsuperintendente Morales Cobo, más de $21500 millones.

Así mismo, el encarcelado Guillermo Enrique Grosso Sandoval -designado por Santos como interventor de Saludcoop-, tendrá que pagarle a la nación $15940 millones. 

Esta es una decisión histórica, que por primera vez obliga a que las personas que participaron en el saqueo de la salud en nuestro país, se vean obligados a regresar el dinero que fue dilapidado y muy posiblemente robado. 

En criterio del contralor Córdoba, los superintendentes de Santos incurrieron en lo que se denomina, una “conducta gravemente culposa y omisiva”. Se pudo determinar durante la investigación fiscal, que ellos no hicieron absolutamente nada para evitar que el dinero del sistema general de seguridad social en salud, no fuera desviado para otros propósitos que abierta e ilegalmente, no tenían nada que ver con la función de la EPS, Saludcoop

Entre las pruebas, se encontraron contratos de leasing celebrados por Gómez y Morales Cobo, los cuales no tienen justificación ninguna. 

Una vez se conoció la decisión emanada del despacho del contralor Córdoba, el abogado Abelardo De La Espriella celebró la noticia y anunció que espera las decisiones penales: “En firme fallo de responsabilidad fiscal por $91.300 millones, contra el oscuro y prevaricador exsuperintendente de Salud del gobierno de Santos, Gustavo Morales Cobo. ¡Enhorabuena! A la espera del proceso penal contra ese individuo”. 

Esta sanción es una evidencia más del descarado nivel de corrupción del gobierno de Santos, en el que nuestro país fue alevosamente saqueado. En su momento, muchos se preguntaron cuál era el motivo real del gobierno anterior para llevar a cabo la intervención de Saludcoop, empresa que era la EPS más grande de Colombia. 

El tiempo se encargó de brindar la respuesta a esa incógnita: el interés consistía en saquear el multimillonario botín de la salud y qué mejor manera para hacerlo que apropiándose del control de la EPS que tenía más de 5 millones de afiliados y que en su momento llegó a estar dentro de las 20 empresas más grandes del país. 

@IrreverentesCol

Publicado: agosto 15 de 2019