En el mes de julio del año 2017, el entonces Senador Iván Duque viajó a La Haya para presentar una denuncia en contra de Nicolás Maduro. Dentro de los cargos, se encontraban los delitos de tortura, persecución a un grupo poblacional definido, desplazamiento forzado y arrestos masivos. Esta denuncia, en la cual el hoy Presidente Duque logró el respaldo de la mayoría de congresistas colombianos y de un número similar de parlamentarios chilenos, fue el inicio de uno de sus mayores intereses: devolverle la libertad, la democracia y el desarrollo al hermano pueblo de Venezuela. 

De esta forma, el Presidente Duque siempre ha sido firme en el hecho de denunciar la dictadura del sátrapa Maduro. Desde su elección ha dado muestras del inmenso liderazgo que ha ejercido en la region. Sus contactos con los gobiernos de países claves como Estados Unidos, Chile y Brasil, ha logrado consolidar ese gran bloque que con el pasar de los días, ha dejado en evidencia y ha replicado ante el mundo las violaciones sistemáticas a los DDHH que se presentan en Venezuela, bajo el régimen dictatorial y opresor de Maduro. 

El liderazgo del Presidente Duque y sus resultados, también se han dado gracias a un intenso trabajo que ha desarrollado el Canciller Colombiano, Carlos Holmes Trujillo. Desde el primer día, el ministro de Relaciones Exteriores ha viajado por todo el mundo evidenciando las graves consecuencias que está dejando Maduro y los enormes retos que se deben asumir, para corregir y darle fin a esa lamentable situación. 

El fortalecimiento del Grupo de Lima, ha logrado alinear y mantener un mismo discurso en esta materia que ha generado un respaldo necesario y oportuno para que organismos multilaterales como la OEA, la ONU y la misma Unión Europea, estén señalando la ilegitimidad del gobierno de Maduro y la necesidad de una transición liderada por el único órgano legítimo según la Constitución venezolana, como lo es la Asamblea Nacional. 

De esta forma, vimos cómo el Presidente Duque, en el marco del Foro Económico Mundial, realizado en Davos, Suiza, lideró el respaldo casi unánime a Juan Guaidó, como Presidente encargado de la República Bolivariana de Venezuela, un hecho sin prescedentes y que se veía lejano en la anterior administración. 

El apoyo a Guiadó, es clave en estos momentos. La unidad de criterio que existe frente al régimen dictatorial de Maduro, da muestras de que su fin está cerca. 

De esta forma, colombia unida debe respaldar lo que está ocurriendo en Venezuela, rodear a nuestro Presidente Duque, que está liderando un papel protagónico en esta cruzada para derrocar a Maduro y su régimen dictatorial. Si este objetivo se cumple, el beneficio para Colombia es inmenso. Para comenzar, el grupo terrorista del ELN y lo que queda de las FARC, no tendrán complicidad de un gobierno para esconderse allá. 

En conclusión, gracias al liderazgo del Presidente Duque, que desde sus actuaciones como Senador y hoy como presidente. Hoy, ha despertado la sensación general en la region, de que el adiós de Maduro cada día está más cerca. 

@camilorubianobe

Publicado: enero 29 de 2019