Vuelvo a escribir hoy sobre Gabriel Silva, el desagradecido y desleal exministro de defensa de Álvaro Uribe Vélez.

En su columna de El Tiempo del lunes pasado,muestra el grado de desesperación y desgaste en que se encuentra el gobierno de su jefe y mentor, a quien le debe todo lo que ha logrado, así sea mal logrado, el presidente Juan Manuel Santos.

Trata de una manera grotesca, de mostrar las diferencias que existen en todos los partidos del mundo, como si solo sucedieran en el Centro Democrático y hace del comunicado del expresidente Álvaro Uribe Vélez, una burla. Sin darse cuenta que los verdaderos líderes todo lo que dicen en privado, lo dicen en público, que no tienen afán de esconder nada, ni siquiera las diferencias que puedan existir en sus copartidarios. Ridiculiza una actuación, que debe ser seguida por todos los partidos, especialmente el de su jefe, para lograr mayor transparencia. Me imagino que no lo hace así, porque tendrán temas que son prohibidos en público.

No sé si Gabriel Silva, tenga la capacidad, o si creerá que sus lectores son caídos del zarzo, pero hace un retrato exacto de la situación de Santos hoy, y la pone como si le estuviera sucediendo al expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Me explico, a estas alturas del gobierno y con tanto desprestigio no sólo en las encuestas, sino ese que se vive en el ambiente, que es peor, comienzan a salirse del redil, o del gallinero según la columna, muchos de los que están con el presidente Santos hoy, por la mermelada, jamás porque le tuvieran siquiera cariño. Parece que no supiera que los políticos se voltean más que un desvelado. Ya esos, andan viendo quién puede ser el próximo presidente de Colombia. Y sí, para su desgracia, se han ido acercando al Centro Democrático, al expresidente Uribe y a sus precandidatos.

En el afán de Santos de no perder el poder en el 2018, parece que decidirá apoyar a Germán Vargas, su vicepresidente, pero el que todos sabemos, marcha a su propio ritmo y es llevado de su parecer, así Santos se ponga de cabeza. Tan es así, que a pesar de todo el poder y los recursos que pudo manejar para infraestructura, todo el país sabe que ni Santos se lo pasa del todo, ni el vicepresidente se pasa a Santos.

Hay quienes dicen que Santos es capaz de negociar con el diablo, pero no entregará el poder. Suenan alianzas de todo tipo, Sergio Fajardo con Claudia López, Germán Vargas Lleras con Simón Gaviria, Germán Vargas Lleras con Juan Carlos Pinzón, Humberto de la Calle con Juan Carlos Pinzón o como diría una reina, de la misma manera y de manera contraria. Todo tipo de cálculos sobre la mesa, lo que sea pero el poder no lo entrega.

Con descaro dice que el Centro Democrático se quedó sin plataforma, ¿cómo les parece? Debe ser que la plataforma de Santos, es la que piensan usar los candidatos, seguro, copiarán el exitoso programa económico, la deuda, el crecimiento, ni que decir de salud y educación. ¿Será que copiarán los contratos de alimentación para los niños? ¿Y será que el fast track lo volverán norma por lo justo, legal y ajustado a la constitución? ¿Será que seguirán el ejemplo de hacer plebiscitos y no respetar la decisión del pueblo? ¿O decidirán entregar a los narco terroristas del Eln todo lo que entregó Santos a Farc, entregando nuevamente el país?  Si esa es la plataforma, que no tiene el Centro Democrático, tiene toda la razón, no la tiene.  No sólo no la tiene, sino que no la quiere, ni le interesa porque este es un partido que se debe a su pueblo, como lo muestran las votaciones a Presidencia y el plebiscito.

El Centro Democrático es un partido que con orgullo defiende el legado y las tesis de Álvaro Uribe Vélez, porque los resultados de su gobierno son indiscutibles en seguridad, inversión privada y extranjera, así como las cifras en lo social. Allí están. Si no quieren revisarlas, miren las encuestas y los números de su gobierno y compárenlos con el del presidente Juan Manuel Santos.

P.D. Para defender la panela propia no hay que desprestigiar la del vecino, dice mi jefe vitalicio Álvaro Uribe, aprenda Gabriel Silva. Así no es! La realidad es la realidad asì usted trate como siempre lo hace su jefe con lo que no le funciona,  y es adjudicárselo al expresidente.  Amanecerá y veremos.

@AliciaArango

Publicado: marzo 8 de 2017