La juez del caso rechazó conceder el beneficio de libertad bajo fianza argumentando que el exministro puede fugarse de EE.UU.

En una audiencia de poco más de 45 minutos, la juez encargada de resolver si le concedía o no la libertad bajo fianza al exministro Arias, alegando que él puede fugarse de los Estados Unidos, decidió que debe permanecer en prisión hasta el momento en que se decida de fondo la solicitud de extradición impetrada por el gobierno colombiano.

Así mismo, quedó establecido que el caso de Arias pasará a manos del Antes del juez John O’Sullivan quien antes de asumir el cargo que hoy ocupa trabajó para la oficina del Fiscal General de los Estados Unidos, donde se desempeñó como jefe de la sección de narcóticos y jefe de la sección de crímenes económicos. Es profesor de la escuela de derecho de la Universidad de Miami y es conferencista habitual en temas como lavado de dinero, corrupción y extradición.

La extradición en los Estados Unidos

Para las leyes norteamericanas la figura de la extradición es asumida como un procedimiento puramente administrativo, al que no se le da el enfoque político que sí tiene en Colombia. El procedimiento está reglado a través de las leyes y se guía fundamentalmente por la existencia o no de tratado de extradición entre los Estados Unidos y el país requirente.

El código penal tiene un aparte dedicado exclusivamente a “Fugitivos de otros países” el cual dice que un juez puede ordenar el arresto de una persona que viva en su jurisdicción y sobre la que exista una denuncia por haber “cometido dentro de la jurisdicción de cualquier gobierno extranjero alguno de los delitos previstos en el tratado de extradición”.

La misma norma indica que si existe evidencia suficiente y el país que está solicitando a la persona para que sea extraditada ha entregado información suficiente al Departamento de Estado, “el juez emitirá su sentencia, enviando a la persona a la cárcel adecuada donde deberá permanecer hasta que se efectúe dicha entrega”.

De acuerdo con la costumbre que es fuente del derecho en los Estados Unidos, para que una extradición proceda es necesario que la solicitud se haya hecho a través de los canales diplomáticos.

Así mismo, antes de que el Departamento de Estado le remita la solicitud de extradición al Departamento de Justicia, debe hacerse un análisis que consiste en determinar si el delito invocado hace parte del tratado de extradición y es un crimen por el cual pueda o no concederse la entrega de la persona solicitada.

La defensa de Arias

Los abogados del exministro de Agricultura tienen evidencias suficientes con las que pretenden demostrar en la audiencia de extradición, que tendrá lugar en dos semanas, que la condena que le fue impuesta por la Corte Suprema de Justicia tiene un carácter político, razón por la que él, desde 2014, ha solicitado que los Estados Unidos le conceda asilo. El hecho de que la autoridad migratoria no haya resuelto dicha solicitud no significa que el asilo haya sido negado.

Igualmente, se invocará el hecho de que Arias pertenece a un partido político que ha sido perseguido en Colombia por la justicia y por el Gobierno. Con esos argumentos se buscará que el juez deniegue la solicitud emanada en la Corte Suprema de Justicia de Colombia.

La última semana de octubre tendrá lugar la audiencia en la que se decida la suerte de Andrés Felipe Arias. Mientras tanto, y por orden de la juez, él deberá permanecer en prisión y sólo podrá recibir visitas de sus abogados.

@IrreverentesCol