Vamos al caos por irresponsables. 

Es inconcebible el grado de irresponsabilidad de quienes se dicen actores políticos y protagonistas del acontecer nacional. 

Se quemaron los principios, la ética, la justicia, el derecho y las fuerzas del equilibrio democrático están secuestradas en función de la voracidad de los egos y su apetito clientelista burocrático donde todo vale con tal de figurar en el diabolico raponeo por un mísero voto.

Hay un presidente tratando de obrar con sensatez en un terreno lleno de irresponsables inconsistencias, egocéntricas estupideces, vanidosos despropósitos y Legitima maldad. 

Esto no lo salva un superhéroe porque esos solo existen en las películas. 

La pregunta es si ¿todo tiene que colapsar por falta de amor a Colombia, por exceso de individualismo y ausencia de solidaridad?

Lo debido y lo legal son líneas paralelas inseparables que se desvanecen cuando la ideología prima sobre el humanismo.  

Dejen gobernar manada de irresponsables. Que acaso no se dan cuenta que el mundo pasa por un ciclo depresivo que apenas empieza y que cada día va a demandar menos engaños, más solidaridad y más personas con carácter y determinación sincera de proteger a los desvalidos. 

Luis Guillermo Echeverri

Publicado: abril 29 de 2021