La izquierda radical trabaja intensamente y sin tregua, no solo en el país, internacionalmente a través de ONG mamertas, embajadas, parlamentos y organismos internacionales con objetivos claros: desprestigiar al presidente Duque para que no termine su gobierno y llegar al poder mientras nosotros permanecemos ahí… quietos en primera base.

Los partidos aliados a la U acostumbrados a la mermelada repartida a rodos por Santos para avalar normas espurias e incorporar a la Constitución un acuerdo negado por el pueblo y ratificado por unas Cortes más raras que submarino con gotera, se unen ahora para derrotar la objeción de seis artículos, menos del 4% del total del contenido en la ley estatutaria que crea otro adefesio, la JEP. Si nos derrotan, la dignidad no estará mancillada y, algún día, nuestros descendientes entenderán de que se trataba la verdadera compostura.

Priman en el Congreso las ambiciones personales y el chantaje por mermelada al bien de la patria, César Gaviria y Vargas Lleras le hacen un favor a las Farc que así suman sus votos a una oposición que los favorece dizque en defensa de la paz.

Mentira, casi cincuenta millones de Colombianos queremos la paz; pero una paz donde se raparen las víctimas con el dinero de los bandidos, del que solo han entregado el 2,5% de lo declarado; que quienes cometieron crímenes de lesa humanidad los paguen, así sea con sentencias reducidas  aplicadas por una justicia transicional ecuánime; que se reintegren a la sociedad y no huyan como ‘Márquez’, ‘El Paisa’, ‘Romaña’ y otros que deberían perder las prebendas y ser juzgados por la justicia ordinaria; que los delitos sexuales, el narcotráfico, secuestro y reclutamiento de menores no se califiquen como “continuados” para permitir perpetuarlos impunemente después de la firma de los acuerdos.

Creemos también que los indígenas, estudiantes y Fecode, amparándose en el derecho a la protesta pactada en los acuerdos se han excedido en grande, han sido infiltrados por revoltosos apátridas y miembros de la Farc reinsertados, sin que nada les pase, gracias a un arreglo siniestro redactado por un mamerto español acolitado por Enrique Santos y rábulas criollos de torcida ideología.  

Respaldemos a nuestro presidente, paremos el fuego amigo y preparémonos para movilizarnos y actuar contundentemente a favor del Estado de Derecho y la democracia. La izquierda lo está haciendo para desestabilizar el país ¿permaneceremos inmóviles?

El rincón de Dios

“Recuerda que los Robles más fuertes crecen con el viento en contra”.

@rafuribe

Publicado: abril 12 de 2019