Según Duverge: Durante el siglo XX se podría comentar que el origen de los partidos políticos reside en su organización, esta organización tiende a convertirse en un elemento de acción fundamental del partido, de su influencia, de su papel.

La vida interna de los partidos políticos se rodea esencialmente de misterio, no se obtienen de ello datos precisos, inclusive aquellos que parecieran fundamentales o esenciales o incluso elementales.

En cualquier partido político, el mecanismo preciso de la creación de un comité electoral es difícil de describir si quiere atenerse a los principios generales de elección interna de candidatos, ya que las circunstancias de tiempo y localidad juegan un papel preponderante (Duverge, Maurice, Partidos Políticos, Efe, 1951).

La anterior introducción de Duverge, para comentar lo acontecido durante la semana pasada con la designación del candidato, a, del Centro Democrático para la alcaldía de Bogotá en cabeza de la Sra. Ángela Garzón, quien tuviera un papel aceptable en el Concejo de Bogotá teniendo en cuenta que fue ella quien demandara el último acto administrativo del alcalde Enrique Peñalosa con respecto al inequitativo impuesto de valorización que está comenzando a afectar los bolsillos de los bogotanos.

Como bien lo plantea Duverge, la “elección” de la Sra. Garzón estuvo enmarcada de un misterio similar al que genera el Vaticano cuando el conclave de cardenales se reúne en Roma para elegir un nuevo Papa.

Su designación como candidata a la Alcaldía de Bogotá produjo el inmediato desencanto al interior de los militantes del Centro Democrático, más que un partido político, un movimiento nacido alrededor de la imagen del Dr. Álvaro Uribe Vélez en enero del 2013. No, sin antes recordar que fue el mismo AUV quien creara el movimiento, Partido de la U, hacia el 2005.

Según las fuentes de alta fidelidad, como diría el maestro don Arturo Abella, la elección interna de la Sra. Garzón fue aprobada por el misterioso comité central del Centro Democrático, una especie de COCE Democrático, mediante un extraño mecanismo electoral consistente en unas encuestas realizadas por las mismas empresas encuestadoras cuestionadas permanente por el CD en los últimos procesos electorales.

No deja de ser paradójico que el CD, por lo demás, sea el único partido político que le da mayor importancia a las opiniones externas, encuestas externas, que a la opinión de sus militantes los cuales afirmaron con contundencia que el candidato más indicado para a la alcaldía de Bogotá era el hoy ex Representante a la Cámara Dr. Samuel Hoyos. Nace, entonces, la pregunta: ¿Para qué sirve ser militante del CD?

Una decisión que parecía fundamental, esencial  y sencilla para el CD produjo el desencanto democrático no solo de su militancia, a la cual no la tienen en cuenta, sino de los seguidores de Hoyos quien con toda generosidad y desprendimiento renunció a la Presidencia de la Cámara de Representantes donde realizaba un excelente papel para entregarse a la causa del CD en Bogotá junto con el ex Concejal Molano.

¿Por qué AUV sacrificó inútilmente a Hoyos y a Molano, para congraciarse con quién?

La “elección” de la Sra. Garzón quedó rodeada de un misterio inexplicable en contra de los mismos militantes del CD, dejando a este movimiento en un embudo político no solo para la alcaldía de Bogotá, sino para las próximas elecciones regionales de octubre donde no se vislumbra un buen panorama para el CD.

Con el agravante que se “eligió” a una candidata que es afín a la izquierda bogotana que lleva en el poder más de dos décadas, con los resultados de todos conocidos, incluido la Petro bolsa y el Petro Caos, sin olvidar al bueno del Samuel Moreno, todos apoyados por el Polo Democrático junto con las diferentes formas de lucha.

¿Cansados de la izquierda bogotana y el COCE del CD nos obliga a votar por más izquierda? ¿Cuáles fueron las circunstancias de modo, tiempo y lugar al interior del COCE del CD para escoger a la Sra. Garzón en detrimento de Hoyos y Molano? ¿No será que este resultado tiene que ver con las últimas informaciones recibidas sobre un acercamiento entre AUV y los sectores de izquierda de todo el país con el fin de hacer alianzas para las elecciones regionales?

¿No, será que llegó el momento de crear una disidencia uribista conservadora, a lo Bolsonaro?

Puntilla: Con todos los escándalos de corrupción alrededor del tema de Sántrich y la JEP, según AUV, ¿La JEP está para quedarse?

@RaGomezMar

Publicado: marzo 5 de 2019