Por: Carlos David Franco Calvo #ColumnistaInvitado

En la actualidad puntea en las encuestas el candidato presidencial Gustavo Petro, el que para muchos como yo es un candidato populista, pero para desdibujar a un candidato populista es necesario develar la imposibilidad o locura de sus propuestas, algo que se ha obviado hacer hasta el momento, en gran parte por la locura de sus propuestas, pero como esto no es obvio para todos es necesario enfocarse en sus propuestas y desmentirlas  por lo que pretendo enfocarme en lo que él denomina “Una política económica para la Colombia Humana” y mostrar lo erróneo de sus planteamientos.

Uno de los primeros planteamientos de Petro en su propuesta económica es el siguiente: “Colombia tiene una economía hoy semejante a la venezolana. El miedo a convertir a Colombia en una Venezuela es infundado, ya eso se produjo.”, esto a toda luz es una mentira,  ya que a pesar del pobre desempeño económico por parte del Gobierno Santos y unos años de desaceleración económica, los presentes económicos de ambas naciones son bastante distantes como los datos así lo demuestran.

Mientras que el PIB colombiano creció un modesto 1.8% en 2017 el venezolano disminuyó en un 14% en 2017 y un 16% en 2016, la inflación en Colombia fue de 4.09% en 2017 y la de Venezuela fue de un asombroso 2.400% para el mismo periodo, por último el desempleo en Colombia se ubicó en niveles del 9.4% en 2017 mientras que en Venezuela fue del 30% sin contar los 500.000 hermanos venezolanos que han debido desplazarse a Colombia en búsqueda de oportunidades.

Las afirmaciones y el que podría denominarse eje central de la propuesta Petro es que los hidrocarburos no son procesos productivos, que solo generan rentas, que utilizan grandes cantidades de agua y no generan empleos, por lo que deben ser reemplazaos por una industria agraria y la implementación de 500.000 nuevos estudiantes en universidades públicas al año a un costo de 15 billones de pesos al año.

Vamos por partes entonces, lo primero es el mito de que los hidrocarburos no generan procesos productivos, cuando en realidad los hidrocarburos generan innumerables proceso productivos pues están inmersos en las industrias de más alto impacto e innovación, por solo plantear unos ejemplos, el petróleo es refinado de distintas maneras para convertirse en distintos combustibles, el oro es utilizado en casi todos los aparatos electrónicos de última tecnología (Celulares, tabletas, computadores, etc.) pues es un excelente conductor además es usado para tratar la artritis reumatoide, y en la industria aeroespacial para reflejar la radiación infrarroja y estabilizar la temperatura, el carbón no es solo una fuente de energía, con procesos químicos se crea desde el carbón la fibra de carbono utilizado para la industria automotriz, de aeronaves, barcos y bicicletas y bajo otros procesos químicos se utiliza para crear el maquillaje.

Así mismo, es una falacia el uso excesivo del agua en la industria de la minería pues respecto a la agricultura esta utiliza 44 veces menos agua, si leyó bien la minería utiliza 44 veces menos agua que la agricultura en Colombia de acuerdo al Estudio Nacional del Agua del IDEAM. También es falso que no genere empleos de manera directa la minería genera 350.000 empleos y la industria petrolera 95.000 empleos, de manera indirecta la minería genera 1.400.000 empleos. Es decir que Gustavo Petro pretende acabar de tajo con por lo menos 1.655.000 empleos que produce la industria de hidrocarburos.

Por ultimo pero no menos importante están los ingresos generados por el sector de hidrocarburos en donde la Minería generó  para el estado colombiano 33 billones de pesos y el petróleo 215.9 billones de pesos en los últimos 10 años, dineros utilizados para inversión social, en colegios, vías, hospitales, etc.

En conclusión Gustavo Petro en su propuesta económica quiere acabar con un sector que es esencial para el progresos mundial por su utilización en la industria tecnológica y que le ha dejado en los últimos 10 años al país más de 248 billones de pesos, y 1.655.000 empleos, para sacarse 15 billones de pesos anuales debajo del sombrero para la educación, no está mal querer invertir en la educación pero la propuesta debe tener una base sólida y real no acabar un sector productivo cuando se necesitan más recursos para invertir. Es por esto que considero a Petro un POPULISTA

@CarlosDavidFra5

Publicado: febrero 27 de 2018