A través de un comunicado de prensa, la oficina del abogado Abelardo De La Espriella, anunció que en representación del expresidente Álvaro Uribe Vélez, se iniciarán las acciones judiciales correspondientes en contra de la persona que funge como autor del guion de la cadena de WhatsApp intitulada “matarife”. 

De acuerdo con la información proveída por la firma que representará al expresidente Uribe, se solicitará una rectificación como paso previo al inicio de las acciones judiciales en contra de los autores de esa producción difamatoria: “Satisfecha esa etapa [la solicitud de rectificación], un equipo de esta Firma, encabezado por los abogados Abelardo De La Espriella, Carlos Sánchez y Mauricio Maestre, emprenderá los procesos judiciales a que haya lugar, contra todos los partícipes en dicha causa difamatoria…”.

Uno de los puntos más importantes del comunicado es el que hace referencia a un supuesto fallo de tutela que enarbolan los cerebros de la denominada “serie” contra Uribe, para alegar que un juez los ha facultado para insultar al expresidente, utilizando afirmaciones clara y abiertamente calumniosas. 

La oficina de De La Espriella aclaró el asunto al decir que “El firmante del ‘guion original’ ha ventilado la supuesta existencia de un fallo de tutela, que facultó al periodista e inspirador del espacio digital que será objeto de las acciones anunciadas, a utilizar términos denigrantes, calumniosos y violatorios del derecho constitucional a la honra y buen nombre del señor expresidente Álvaro Uribe Vélez… El 3 de octubre de 2018, un juez declaró improcedente una acción de tutela impetrada por el abogado Víctor Mosquera por cuanto no se había cumplido con el requisito de procedibilidad de la solicitud de rectificación. En ninguno de los acápites del auto proferido por la autoridad judicial, se otorgó la tal licencia para difamar que enrostra el suscriptor del ‘guion origina’ del libelo convertido en pieza audiovisual”.

Así pues, queda demostrado una vez más que la producción que están utilizando los enemigos del presidente Uribe para ultrajar su honor, está fundamentada sobre una gran mentira, pues la tal decisión judicial que habilita a los autores de ese mejunje canalla, es inexistente. 

No deja de ser preocupante que personas que se presentan como periodistas, le mientan a la opinión pública, alegando que un juez de tutela les otorgó licencia para difamar a un ciudadano, cuando aquello es absolutamente falso. Aquello merece un rechazo unánime de parte de los defensores del Estado de Derecho.

Ahora, los partícipes de la producción en cuestión, tendrán que concurrir ante los estrados y serán los jueces de la República quienes pronuncien la última palabra, partiendo de que este no es un debate sobre la libertad de expresión, sino sobre la protección de la honra y buen nombre de un ciudadano que sistemáticamente es atacado con mentiras, montajes e insultos por parte de sus detractores, como efectivamente ocurre con el señor expresidente Álvaro Uribe Vélez. 

@IrreverentesCol

Publicado: junio 1 de 2020