En el ocaso de su vida y de su carrera política, Humberto De La Calle se verá forzado a responder por las irregularidades y delitos cometidos durante su fallida campaña presidencial de 2018.

Creyendo que el haber servido como estructurador del acuerdo tramposo que suscribió Santos con la banda mafiosa y terrorista Farc era el apalancamiento ideal para una campaña política, De La Calle resolvió presentar su nombre a la primera magistratura del Estado, con el aval del partido liberal.

El resultado fue demoledor. De La Calle fue adecuada e implacablemente castigado por el pueblo colombiano, ese mismo que mayoritariamente se opuso al acuerdo con los delincuentes comandados por alias ‘Timochenko’. Tan solo el 7% de los votos fueron para él.

Su campaña fue inviable desde el primer momento. Sin embargo, las autoridades electorales encontraron serias irregularidades en la misma, razón por la que el Consejo Nacional Electoral le ha formulado cargos. 

Se ha podido determinar que De La Calle -que es un genio haciéndole esguinces a las leyes- sobrepasó en más de $500 millones de pesos los topes legales de publicidad. 

Las pruebas en contra del negociador santista son sólidas, razón por la que el Consejo Electoral unánimemente votó a favor de la imposición de los cargos en contra del ahora encartado.

De La Calle, que ha logrado salir airoso de todos los escándalos en los que ha estado involucrado en su vida, ahora no la tendrá fácil. Las evidencias son sólidas y la investigación en su contra tiene un sustento jurídico y probatorio impecable.

La justicia cojea, pero llega. Nunca será tarde para que De La Calle sea sancionado. Evidentemente, este no es ni el primer ni el más delicado de los delitos que ha cometido ese individuo en su vida. Pero de todos los escándalos y cuestionamientos ha salido airoso, como el de los Nule, grupo delincuencial del que De La Calle era una suerte de consigliere.

Bien vale hacerle un meritorio reconocimiento al Consejo Electoral, entidad que no se dejó amedrentar ni presionar por personas oscuras al servicio de De La Calle que buscaron de todas las formas posibles evitar la formulación de cargos en su contra. Ahora, el hombre que urdió el pacto de impunidades con las Farc, está merecidamente contra las cuerdas. 

@IrreverentesCol

Publicado: diciembre 14 de 2020